Se inaugura la restauración de la torre gótica de la Concordia de Alcañiz

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales ha participado en el acto y ha destacado el papel de la torre como símbolo de "respeto, diálogo y compromiso"

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, ha participado este viernes en el acto con el que se ha inaugurado la restauración de la torre gótica de Alcañiz. En la presentación han estado también el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, y el alcalde alcañizano, Ignacio Urquizu.

La torre ahora rehabilitada, de 43 metros de altura y con 171 escalones, fue escenario en 1412 de la Concordia de Alcañiz, a través de la cual Aragón, Cataluña y Valencia aprobaron de forma consensuada las normas de elección del nuevo rey, que a la postre resultó ser Fernando I de Aragón durante el Compromiso de Caspe. Este sábado se cumplen precisamente 608 años del episodio histórico en la cabecera del Bajo Aragón.

Mayte Pérez ha recordado que la histórica construcción alcañizana simboliza "el respeto, el diálogo y el compromiso". "Lo que hoy inauguramos es un símbolo inequívoco de respeto a la historia, a nuestra tradición y a nuestro patrimonio", ha continuado la consejera de Presidencia. La Concordia de Alcañiz, ha apuntado asimismo, significó en su día que, "a través del diálogo pero también de las cesiones y las renuncias", Aragón, Valencia y Cataluña pudieran "ponerse de acuerdo en lo que era mejor para el futuro de sus ciudadanos y su tierra".

Por último, la consejera quiso mostrar el "compromiso" del Gobierno de Aragón hacia estas actuaciones, algo que simboliza la presencia en el acto del director general de Cultura y la directora general de Patrimonio y que en la práctica puede plasmarse "en diseñar, junto con el Ayuntamiento, un proyecto de musealización que permita enseñar lo que significó esta torre en la historia".

Declarado como Bien de Interés Cultural en 1985, el templo fue colegiata desde 1407 hasta 1851 y del edificio gótico original se conserva fundamentalmente su robusta torre-campanario, datada a finales del siglo XIII. Los estudios para la restauración de la torre han confirmado que a lo largo de su vida llegó a alcanzar al menos 68 metros de altura, frente a los 43 actuales. La Torre es el único vestigio del antiguo templo, demolido en el siglo XVIII y sustituido por la actual iglesia barroca.

*Fuente: www.aragonhoy.net

subir