Volver al buscador

Antiguo Convento de los Padres Dominicos (Calanda, TERUEL)

Descripción

El denominado antiguo Convento de los Padres Dominicos en Calanda es una gran construcción exenta situada en lo alto de un promontorio en la parte sudoriental de la localidad con una dilatada historia constructiva.

El edificio conventual presenta fábrica de mampostería reforzada por un cajeado ortogonal de ladrillo del mismo tono que el rejuntado de la piedra, de manera que toda la construcción adquiere un aspecto monócromo. La composición de las fachadas, muy sobrias, se basa en la seriación rítmica de vanos recercados en ladrillo, algunos de los cuales están cegados. Así mismo, se aprecian dos óculos en el hastial de la iglesia.

Los tres accesos al edificio se sitúan en la fachada principal a la plaza Manuel Mindán Manero, se abren en arco de medio punto y sobre el central, que es de mayor tamaño que los laterales, se sitúa una hornacina hoy vacía.

El interior de este edificio se encuentra bastante transformado respecto a la construcción inaugurada en 1912. De hecho, sólo se conserva su configuración original en planta, desarrollada en torno a un claustro central de planta cuadrada con un aljibe en el centro del espacio abierto, que aparece delimitado por cuatro pandas de cinco tramos cubiertas con bóvedas de arista. Cada panda se abre al espacio central por medio de cinco arcos de medio punto, actualmente cerrados por medio de unas carpinterías modernas. Incluso la iglesia de una nave y con testero recto, cubierto con una bóveda de crucería al igual que los tres tramos restantes, ha sido rehabilitada como salón de actos.

La sacristía se comunica todavía con la iglesia y tal vez sea de uno de los espacios menos transformados de todo el conjunto.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVIII
El primer convento erigido en este lugar en 1760 por los Padres Capuchinos estaba dedicado a San Antonio de Padua.

Desamortización, Siglo XIX (1835)
Fue desamortizado en 1835, siendo comprado por el pueblo.

Cambio de propiedad, Siglo XX
Posteriormente, ya en estado de ruina, fue adquirido por D. Joaquín Fortón y Dª Justa de Cascajares, quienes lo derribaron para construir en 1912 una nueva edificación más moderna, pero también más pequeña, destinada a los Padres Carmelitas Descalzos. Esta Orden abandonó el convento en 1921 y fue sustituida por la de los Padres Dominicos, quienes en 1925 trasladaron aquí su escuela apostólica, activa hasta 1950, año en que el convento fue abandonado definitivamente.

Cambio de uso, Siglo XX
Tras varios años destinado a diversos usos, el edificio fue comprado por el Ayuntamiento de Calanda y rehabilitado, en los años 80 del siglo XX, como sede de la Casa de Cultura. Actualmente tienen en ella su sede varias asociaciones locales.

Declaración, Siglo XXI (2008)
Por Orden de 4 de septiembre de 2008, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, se declara el antiguo Convento de los Padres Dominicos, en Calanda (Teruel), como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés. Esta Orden  fue publicada el 24 de septiembre de 2008 en el BOA. 

subir