Volver al buscador

Antonio Veián y Monteagudo- Museo de Huesca (Huesca, HUESCA)

Descripción

 Se trata de un retrato de cuerpo entero, a tamaño natural, de pie y frontal. Viste toga negra, asomando golilla blanca en el cuello y vuelillos también blancos en los puños, quizás indumentaria de su cargo como Consejero de la Cámara de Castilla. Con su mano izquierda recoge la toga a la altura de su cintura, y extendiendo su brazo derecho, en su misma mano sostiene una carta de súplica con la fima del autor.

A la derecha de la figura, situada en primer plano, hay una mesa-escritorio cubierta con un paño de color verde sobre la que se hallan unos papeles y tinteros. A su izquierda, en segundo plano, un sillón de tapicería del mismo color.

El fondo del lienzo está cubierto por un gran cortinaje del mismo tono que el tapete de la mesa y la tapicería del sillón. A la izquierda del espectador se abre un paisaje en gamas azules y añiles. El suelo de la estancia presenta unos colores rojizos y marrones.

La disposición de la figura, la proyección de su sombra en el suelo y la iluminación lateral muestran influencia de Velázquez.

El rostro y la indumentaria reducen el trabajo expresivo de los mismos. Mayor calidad pictórica hallamos en su diestra, la mesa y el paisaje.

Antonio Veian y Monteagudo Perteneció a una ilustre familia de Tamarite de Litera (Huesca), en donde nació en 1710. La inscripción que figura en la cartela, al pie del lienzo, nos da noticias de sus estudios y cargos que desempeñó. Fue alumno del Colegio de San Vicente. Entre 1733 y 1748 impartió varias cátedras en la Universidad oscense. En 1749, fue nombrado Alcalde del Crimen de la Audiencia de Barcelona y Oidor de la misma en 1752, Regente de la Audiencia de Asturias en 1766. En 1782 fue nombrado miembro del Supremo Consejo y Cámara de Castilla, motivo por el cual la Universidad de Huesca encargó su retrato. Falleció en Madrid, en 1784.

subir

Historia

Siglo XVIII (1782)
Jaime de Salas, catedrático de Cánones de la Universidad Sertoriana, entonces residente en Madrid, fue el encargado de buscar al pintor que realizara el retrato, recayendo en Francisco de Goya, que se encontraba en la capital de España.

Siglo XX (1968)
Cuando el Museo de Huesca se traslada del antiguo Colegio de Santiago a la sede de la antigua Universidad Sertoriana, posterior Instituto de Segunda Enseñanza, se encuentra en las dependencias con un conjunto de obras entre las que se hallaban la serie de retratos de los rectores de la Universidad Serotiana y un cuadro de temática religiosa, entre los que se encontraba este. Por ello, este conjunto de obras en 1968 entran a formar parte de la colección permanente del Museo, ya que fue ese año el año en el que el Museo de Huesca se instaló con carácter definitivo en dicha sede, asumiendo la propiedad tanto del inmueble como de todo lo que éste contenía.

subir

Bibliografía

ANSÓN NAVARRO, ARTURO. Goya y Aragón. Familia, amistades y encargos artísticos, Colección Mariano de Pano y Ruata, 10, Zaragoza, 1995. 145-146.

ANSÓN; AUGÉ; ARNAIZ. Realidad e imagen de Goya (1746-1828), (Catálogo de exposición), Zaragoza, 1996. 88-89.

ASCASO SARVISE; LOURDES. RAMÓN JARNE, RICARDO. Un nuevo retrato de Goya en el Museo de Huesca: D. Antonio Beyán Monteagudo, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, 28. Zaragoza. 1987. 13-20.

CONSEJO DE REDACCIÓN. Adquisiciones y descubrimientos, Zaragoza (m): D.G.A. Dep. Cultur y Educ, 1987. s/n; Aragón Cultural. 2ª época. Marzo 1987.

GALLEGO, J. Goya, (Catálogo de exposición realizada en La Lonja de Zaragoza) Zaragoza, 1992. 48-49.

SILVA: LAMBÁN; CARNICER; HERNÁNDEZ. Aragón. Los escenarios de la justicia, (Catálogo de exposición), 2007. 140, 231-232.

VARIOS. Goya, 1746-1828, (Catálogo de exposición celebrada en Venecia), Italia, 1989. 100.

subir