Volver al buscador

Archivo Histórico Provincial De Zaragoza

Descripción

Hasta 1809 el Reino de Aragón guardaba sus propios fondos documentales, diferenciados de los de la Corona de Aragón, en el edificio de la Real Audiencia ubicado en el Palacio Arzobispal. Este lugar fue destruido e incendiado durante los Sitios de Zaragoza lo que supuso la pérdida de numerosos documentos, lo que motivó el interés general por formarlo de nuevo.

Tras la Desamortización, la salvación de valiosos fondos monacales, archivos privados, así como la donación de archivos municipales y la copia de fondos aragoneses configura de nuevo una interesante colección, que a causa de problemas especialmente políticos se incorporan a las colecciones nacionales.Será a partir del Real Decreto de 1947 cuando se disponga la creación de los Archivos Históricos Provinciales y se deposite en ellos los protocolos notariales de más de cien años de antigüedad, la documentación histórica de las Audiencias y Juzgados, de las Delegaciones de Hacienda y otras dependencias provinciales.

En 1948, solicitado por el doctor Ángel Canellas, se crea el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza que será instalado después de numerosos problemas en el edificio del Colegio de Notarios, antiguo palacio de Sobradiel; aunque disponiendo de espacio muy escaso y en condiciones muy precarias. Estas circunstancias fueron el detonante de que comenzasen las negociaciones con la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza para la restauración y cesión del edificio del Palacio de Huarte, sito en la calle Diego Dormer, propiedad de la entidad financiera.Será en 1980 cuando los fondos del archivo pasen a ocupar el lugar actual. Actualmente el edificio presenta carencias de espacio debido al enorme volumen de la colección lo que ha hecho necesario el estudio del proyecto para la nueva ubicación del archivo, proyectada en un edificio de la calle Madre Rafols que pueda acoger no solo el Archivo Histórico Provincial sino también el Archivo General de Aragón.

La colección se divide en dos grandes grupos de fondos: los de carácter público, generados a lo largo del tiempo por las distintas Administraciones Públicas, y los de carácter privado, reunidos por las personas físicas o jurídicas en el desarrollo de sus actividades. Se añaden finalmente las colecciones, formadas deliberadamente en virtud del soporte documental. Los fondos documentales alojados en el Palacio de Huarte tienen una cronología que va desde el s. X hasta finales del s. XX.

Archivos

subir