Volver al buscador

Ayuntamiento fortificado de Bielsa (Bielsa, HUESCA)

Descripción

A mediados del siglo XVI, se levantó en Bielsa la casa consistorial en la Plaza Mayor de la población, del mismo estilo del resto de las casas y mansiones solariegas del pirineo aragonés. Es muy similar al Palacio de los Condes de Ribagorza en Benasque, con la similitud del garitón que se encuentra en ambas fachadas, para vigilancia y defensa de la calle o plaza.

La población de Bielsa fue destruida e incendiada durante la guerra civil. La casa consistorial de Bielsa  fue prácticamente derruida en este periodo y vuelta a levantar en la década de 1940 por el Ministerio de la Vivienda, dentro del Capitulo de Regiones Devastadas. Se restauraron la casa consistorial, la iglesia, la escuela, cuarenta y cinco casas, un hospital municipal y el cuartel de la guardia Civil. En el caso del ayuntamiento de Bielsa, se constata mediante fotografías de principios del siglo XX, que esta rehabilitación consiguió recuperar su magnificencia.
 
La casa consistorial de Bielsa  es de planta asimilable al rectángulo y de obra de mampostería, utilizando el sillar para las bases y zonas nobles. Se abre a la plaza  mediante una lonja de cinco arcos de medio punto apoyados sobre columnas y medias columnas dóricas. En la planta noble del monumento se abren tres vanos, de los que destaca la ornamentación de la ventana central, núcleo de toda la fachada del monumento. Se trata de una ventana adintelada, con molduras y alfeizar, y magnífica decoración renacentista. La ventana va flanqueada por columnas apoyadas en plintos sobre ménsulas talladas, va enmarcada por un friso decorado y sobre él un rostro sobre el que se yergue un pináculo. A ambos lados de esta ventana y completando la fachada se abren los otros dos vanos mencionados, adintelados, con molduras y alfeizares. En el último piso se abren cuatro ventanas similares a las descritas en la planta inferior. Se remata el edificio mediante alero de madera de escaso vuelo.

Como elemento defensivo destaca el garitón en el extremo superior izquierdo de la fachada principal, es de sección circular, y se presenta decorado con ménsulas talladas con acantos y rematadas en volutas, además de un caretón. 

El interior del edificio fue reconstruido y reproduce parcialmente la estructura original, con el salón de sesiones en la crujía delantera del primer piso y dos salas dobles en la posterior.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVI (1585)
Según la documentación conservada, el edificio se construyó entre 1585 y 1589, con trazas de Sandoval de Iciar y Pedro Rodet. Por sentencia arbitral que regula los pagos de los trabajos realizados hasta ese momento, se sabe que en este año debía de estar muy avanzada la obra de la fachada del edificio, incluyendo el garitón. En 1587 la obra en piedra de la fachada debía de estar finalizada, pues existe un documento que testifica un pleito entre el ayuntamiento y el cantero Francisco Montes por desacuerdo respecto al precio de la obra. Existe testimonio documental de 1589 del contrato de obra a los fusteros para la realización de la obra de albañilería, carpintería interior y cubrición del edificio. Se comprometieron a hacer los forjados y escaleras, la separación de las dependencias mediante tabiques de yeso, a colocar el alero (distinto según la categorías de las fachadas), hacer la cubierta y asentar el tejado. Aparte de diversas noticias documentales referentes a obras menores de reparación, carecemos de datos relevantes sobre el edificio hasta el siglo XX.

Daños parciales por intervención humana, Siglo XX (1938)
Durante los bombardeos aéreos que tuvieron lugar en el episodio de la Guerra Civil conocido como la "Bolsa de Bielsa", el edificio es alcanzado, quedando totalmente destruido su interior. La fachada principal se conservó intacta.

Reconstrucción, Siglo XX (1942)
Se lleva a cabo la reconstrucción del edificio por parte de la Dirección General de Regiones Devastadas. Se llevó a cabo la cubierta, dándose más vuelo al alero, y se reconstruyó el interior, respetando la distribución original del conjunto, con el salón de sesiones en la crujía delantera del primer piso y dos salas dobles en la posterior.

Obra de acondicionamiento, Siglo XX (1982)
Se realizan obras de acondicionamiento para instalar en el edificio el Museo de Bielsa, que hasta la actualidad ha ido sufriendo sucesivas reformas y ampliaciones, lo que ha supuesto diversas obras de acondicionamiento.

Restauración, Siglo XX (1995-1996)
Restauración integral del edificio.

Declaración, Siglo XXI (2006)
En abril de 2006 el Departamento de Educación, Cultura y Deporte aprueba la relación de Castillos y su localización, considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. El Ayuntamiento fortificado de Bielsa se incluye en esta relación.

subir

Bibliografía

GUITART, C. Castillos de Aragón, Librería general, Zaragoza, 1976.

LOMBA SERRANO, C. La casa consistorial en Aragón. Siglos XVI y XVII, Diputación General de Aragón, Zaragoza, 1989.

subir