Volver al buscador

Castillo de Benasque (Benasque, HUESCA)

Descripción

La villa de Benasque no necesitó defensa contra las invasiones islámicas debido a su situación geográfica, por lo que no contó con castillo. El el siglo XII se citan los castillos de Benasque, y es posible que alguno de ellos ocupara el lugar donde en el siglo XVI se construyó el que fue demolido en el siglo XIX.

En siglo XVI debido a los conflictos con Francia, Felipe II mandó al ingeniero Tiburcio Spanocchi que proyectara un castillo en esta localidad, al igual que en Ainsa y Jaca. Las obras se iniciaron en 1592 y sabemos por los planos, que contaba con una torre rodeada por un recinto amurallado largo y estrecho, de unos 100 metros de longitud, Felipe II dispuso adecuarlo con un fuerte casa acoger piezas de artillería. Se conservan dibujos de este fuerte, y documentos de trabajos de fin de obra realizada por Batolomé de Hermosa, con puertas, chimeneas, hogares, hornos, trabajando en él soldados que concluyeron sus trabajos en 1598, siendo gobernador Francisco de Sepúlveda. También del XVI serían las tres casonas fortificadas con torre, muy bien conservada la de Juste, otra más mutilada y otra muy alterada. La existencia de esta torre fue recogida por el ingeniero francés Thierry durante la Guerra de Sucesión en 1711. Dicha torre fue denominada "donjon" por Thierry y fue aprovechada como núcleo para un fuerte adecuado a la artillería por orden de Felipe II en 1592, cuyos planos y alzados se conservan. Su forma era alargada y estrecha, de unos 100 mts de longitud, recordando la de un buque, y todavía podemos reconocer sus cimientos e identificar la planta, a pesar de la abundante maleza, y también la cisterna. Destrucción efectuada en 1858.

Benasque vió envuelto en la guerra de Sucesión de España, y fue atacado por las tropas francesas, capitulando en 1711. En 1740 cuando fue demolido el castillo de Arén, se trajo su artillería y cañones al castillo de Benasque. De nuevo fue atacado y tomado por tropas francesas, esta vez durante la guerra de la Independencia, siendo recobrado por las tropas españolas en 1814. Unos  años más tarde, en 1858,  la reina Isabel II dió la orden de demolición por juzgarlo ya innecesario y como represalia ya que en las guerras carlistas había sido bastión de éstos, esta orden fue transmitida por un ministro de Isabel II, casualmente nacido en Benasque, llamado Valentín Ferraz y Barrau. Antes de su destrucción, la reina mandó dibujar un plano detallado de esta obra.

Actualmente quedan restos y trazado. Se aprecian todavía las ubicaciones de accesos, puerta principal, aljibe y la planta cuadrada de la torre principal. El terreno donde se asentaba el castillo de Benasque se encuentra al norte del casco urbano a la derecha de la carretera que lleva a Cerler y muy cerca del cementerio de la localidad, se trata de un promontorio rocoso donde todavía se observan los cimientos, arranques de muros y restos de bodegas, vestigios cubiertos por la vegetación.

subir

Historia

Declaración, Siglo XXI (2006)
El Castillo de Benasque está incluido dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Este listado fue publicado en el Boletín Oficial de Aragón del día 22 de mayo de 2006.

subir

Bibliografía

CABAÑAS, A. Aragón, una tierra de castillos, Edit. Prensa Diaria Aragonesa S.A. (El Periódico de Aragón. Grupo Z), Zaragoza, 1999, p. 51.

subir