Volver al buscador

Catedral de la Asunción de Nuestra Señora (Barbastro, HUESCA)

Descripción

La Catedral de la Asunción de Nuestra Señora es el edificio más notable de la ciudad de Barbastro y uno de los edificios religiosos más bellos de Aragón. La construcción principal data del primer tercio del siglo XVI, entre 1517 y 1533, y en ella participaron destacados maestros de la época como Luis de Santa Cruz, Juan de Sariñena y Juan de Segura.

Se trata de un edificio gótico-renacentista, de planta de salón con tres naves de gran altura, divididas en cuatro tramos, que terminan en cabeceras poligonales. Estas naves se separan las unas de las otras mediante esbeltos pilares fasciculados de unos 15 metros de altura con capiteles que muestran un amplio repertorio ornamental de temas renacentistas como guirnaldas, cornucopias, leones alados, monstruos, dragones, etc. De ellos parten en forma de palmera los nervios que forman las espléndidas y complejas bóvedas de crucería, que son quizás la parte más llamativa del conjunto.   

El espacio se amplía mediante seis capillas a los lados de las naves y dos a los pies con portadas de estilos posteriores al núcleo de la catedral ya que fueron construidas entre los siglos XVII y XVIII. En el lado Sur se localizan las capillas del Pilar, de La Asunción, de San Francisco Javier y del Santo Cristo; en el lado Norte las de San Carlos Borromeo, San José, Nuestra Señora del Rosario y de los Reyes. Sobre las capillas se abren un total de ocho ventanas apuntadas que iluminan el espacio interior y en los pies de la nave central se dispone un gran óculo de fina labra.

Detrás del ábside central se ubica la sacristía mayor seguida hacia el Sur de vestuarios, varias dependencias y de la sala capitular y en el Norte un zaguán comunica el templo con la plazoleta del Palacio Episcopal y de la torre campanario.

El exterior de la Catedral de La Asunción es muy sobrio presentando muros y aristas están reforzados por potentes contrafuertes. Existen dos puertas de acceso al interior del edificio: la oriental, que desde la plazoleta del Palacio Episcopal y a través de un zaguán desemboca en la capilla de los Reyes, y la puerta principal, construida en 1703, que se halla encajonada entre los cuerpos salientes de las capillas de los pies de las naves.

Sobresale, separada del templo, la torre de campanas. Su planta es octogonal y se eleva en tres pisos separados por impostas, finalizando en un techo plano con pretil de protección y una cupulita de remate piramidal.

Para finalizar, habría que señalar como uno de los elementos destacados de la catedral, el magnífico retablo mayor, cuyo banco de alabastro es obra del escultor Damián Forment y de su discípulo Juan de Liceyre.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVI (1517-1533)
En el solar que hoy ocupa la Catedral de la Asunción se ubicó la mezquita mayor musulmana del siglo X. Ésta fue convertida en templo cristiano en 1101 cuando San Poncio la consagró dedicándola a Santa María y a los santos Vicente, Cornelio, Esteban, Calixto, Cosme y Damián.
Es posible que existiese una iglesia románica de la que queda algún resto. En el siglo XV se construyó un templo gótico que recibió el título de colegial por bula del papa Nicolás V en el año 1448.
El Concejo de la ciudad financió la construcción de un nuevo templo ante el estado ruinoso de la antigua colegiata y los elevados gastos que suponía su conservación. En 1517 se firmó un contrato de obra con el maestro zaragozano Luis de Santa Cruz, aunque un año más tarde se hizo cargo del proyecto Juan de Sariñena en compañía de Juan Botero y Juan de Palacios. Tras unos años de parón por falta de recursos, los trabajos fueron retomados por Juan de Segura que acometería la construcción de las bóvedas entre 1528 y 1533.

Realización de obra arquitectónica
La torre de campanas que se halla junto a la puerta oriental fue levantada probablemente sobre los cimientos del antiguo minarete árabe. Sufrió graves daños como consecuencia de un incendio acaecido en 1366. En ella se superponen obras de distintas épocas hasta 1610, año en que fue recubierta en todo su exterior.

Ampliación, Siglo XVII al Siglo XVIII
En los siglos XVII y XVIII se continuaron las reformas y añadidos, como el de las seis capillas laterales, ya planificadas en el diseño original, y las dos capillas de los pies del templo. En 1703, durante la prelatura de Garcés Marcilla, se construyó la puerta principal del edificio.

Declaración, Siglo XX al Siglo XXI
La Catedral de la Asunción de Nuestra Señora de Barbastro fue declarada Bien de Interés Cultural por Decreto de 4 de junio de 1931.
El Boletín Oficial de aragón del día 27 de noviembre de 2006 publica la Orden de 9 de noviembre de 2006, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora, en Barbastro (Huesca), conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

Excavación arqueológica
En excavaciones llevadas a cabo en los alrededores de la catedral se han hallado restos de la mezquita, de la anterior iglesia, del claustro y de la abadía. De época musulmana se conserva un capitel, de la construcción románica columnillas y un crismón trinitario, y del siglo XIII, parte de la torre campanario y elementos en la capilla de los Reyes. Fue hallado también un cementerio de finales del XVIII.

Musealización, Siglo XX (1978)
El Museo Diocesano se creó en 1978 entre las dependencias de la Catedral y el Palacio Arzobispal. Tras seis años de obras, el renovado museo abrió de nuevo sus puertas en diciembre de 2010.

Restauración, Siglo XX al Siglo XXI
La restauración de la torre alteró seriamente su estructura y funcionalidad original.
En 2002 el Ministerio de Educación y Cultura, la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, la Caja Inmaculada y el Cabildo Catedralicio promovieron y finaciaron la restauración del Retablo Mayor de la Catedral. El importe total de los trabajos fue de 420.708,47 euros de los cuales 142.679,11 fueron aportados por el Gobierno de Aragón. El Instituto del Patrimonio Histórico Español dirigió el proyecto que se encargó a la empresa Artelán Restauración S.L. de los trabajos de restauración.

subir

Bibliografía

CALVETE HERNÁNDEZ, P. Catedral de Barbastro, Huesca, 1991.

CARDESA GARCÍA, Mª TERESA. “Algunos aspectos artísticos de Damián Forment en Aragón: su intervención en el retablo de la catedral de Barbastro”, Annales: Anuario del Centro de la U.N.E.D. de Barbastro, nº 6, 1989, pp. 7-22.

GALINDO PÉREZ, SILVIA (COORD.). Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes muebles, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

IGLESIAS COSTA, M. La Catedral de Barbastro, Cabildo de la Catedral, Huesca, 1991.

MARTÍ IBARZ, RAMÓN. Barbastro: libro-guía, Ayuntamiento de Barbastro, 1990.

MUÑOZ SANCHO, ANA Mª Y LÓPEZ APARICIO, Mª TERESA. “Las dotaciones económicas del siglo XVIII de la Catedral de Barbastro”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar nº 69, Zaragoza, 1997, pp. 81-156.

PALLÁS RELOJES S. L. Catedral de Barbastro, Huesca, 2004.

PANO GRACIA, JOSÉ LUIS. “Autores y cronología de la catedral de Barbastro (Huesca)”, Artigrama: Revista del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, nº 5, 1988.

ROMANOS CÓLERA, ISABEL. “El desaparecido coro de la Catedral de Barbastro (Huesca)”, Annales: Anuario del Centro de la U.N.E.D. de Barbastro, nº 14, 2001, pp. 149-187.

VV.AA. Somontano de Barbastro, Colección RUTASCAI por Aragón nº 14, Zaragoza, 2004.

subir