Volver al buscador

Fiestas del Pilar (Zaragoza, ZARAGOZA)

Descripción

Las fiestas del Pilar se celebran en la ciudad de Zaragoza el día 12 de Octubre, en honor de la Virgen del Pilar, patrona de Aragón y de la Hispanidad. Fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1965, declaración que se otorga a aquellas fiestas o acontecimientos que supongan manifestaciones de valores culturales y de tradición popular, con especial consideración a sus características etnológicas y que tengan una especial importancia como atractivo turístico.

El origen de esta fiesta data de 1807, cuando el papa Pío VII concedió al día 12 de octubre la festividad de la Virgen del Pilar y le otorgó carácter de rito de primera clase. La fiesta se celebraba con anterioridad el 15 de agosto, día de la Asunción y rememoraba la tradición que narraba la visita de María al apóstol Santiago a orillas del Ebro a su paso por Zaragoza.

En torno al día 12 de octubre y durante ocho días se suceden en Zaragoza diversos actos religiosos, tradicionales y lúdicos. El primer acto principal es el pregón, que anuncia a la población el inicio de las fiestas, con la presencia del corporativo municipal y del pregonero en el balcón del ayuntamiento, tras un desfile de cabalgatas.

Los actos religiosos tienen gran trascendencia en el programa festivo del Pilar. La madrugada del día 12 de octubre se reza el Rosario de la Aurora en la Basílica del Pilar, una tradición del siglo XVII. Por la mañana tiene lugar la Ofrenda de Flores,  en la que los devotos acercan ramos de flores a la imagen de la Virgen ataviados con trajes regionales. La Ofrenda de Flores se ha convertido en uno de los actos culturales más distintivos de la tradición española. Al día siguiente, el 13 de octubre, se ofrenda de nuevo a la Virgen, esta vez con frutos y por la noche el Rosario de Cristal se pasea en procesión por el centro histórico de Zaragoza. La procesión consiste en representar el Rosario con faroles de diferentes dimensiones: una carroza que representa el misterio, un farol para el Pater, diez farolillos para los Aves Marías y otro farol para la Gloria. Todas estas piezas han sido subvencionadas por los fieles.

Diariamente recorre las calles de la ciudad una comparsa de Gigantes y Cabezudos acompañados de instrumentos musicales tradicionales como son la gaita y el tamboril. La comparsa de gigantes se compone de ocho figuras que representan a las clases altas y los continentes de la tierra: la Negra, el Chino, el Duque, la Duquesa, Don Quijote, Dulcinea, el Rey y la Reina. Los cabezudos son también ocho: el Morico, el Berrugón, el Forano, el Tuerto el Boticario, el Sancho Panza, el Torero y la Forana, todos pertenecientes a la clase popular. Se celebran también actos tradicionales en los que no falta la jota, el cante y baile típico de Aragón.

Las fiestas concluyen con la gran traca final. La luz y el color de los fuegos artificiales ponen fin a más de una semana de fiesta repleta de actividades culturales, tradicionales y religiosas.

La Tradición de la Virgen del Pilar de Zaragoza recibió en octubre de 2009 el diploma acreditativo de haber sido elegida por votación ciudadana como Tesoro del Patrimonio Cultural Inmaterial de España, diploma concedido por el Bureau Internacional de Capitales Culturales.

 

 

subir

Bibliografía

FRIBOURG, J. Las fiestas de Zaragoza, PRAMES, Zaragoza, 2006.

subir