Volver al buscador

Iglesia de San Francisco (Teruel, TERUEL)

Descripción

La iglesia y el convento se encuentran enclavados en el centro del arrabal cercano al río Turia, junto a una casa noble de interés arquitectónico. Se trata de uno de los edificios góticos más destacados de la provincia de Teruel que data entre 1392 y 1402. Su construcción en sillería contrasta con el resto de las construcciones del siglo XIV en ladrillo mudéjar. Junto a esta Iglesia se alza un palacio de principios del siglo XVII. Su fundación se debe a los franciscanos y se halla sobre el primitivo cenobio de San Bartolomé de 1220.

Al interior el templo consta de una sola nave dividida en cinco tramos, con capillas laterales entre los contrafuertes y cabecera poligonal. A la iglesia se accede por medio de un pórtico apuntado con arquivoltas. La nave principal se cubre con bóveda de crucería sencilla que descansa sobre arcos fajones. Los nervios de las bóvedas apean en haces de columnillas que se adosan a los muros de la nave.

El acceso al interior se realiza mediante dos portadas abiertas en sus lados Oeste y Sur. Ambas son apuntadas y constan de varias arquivoltas, destacando el hastial, de frontis triangular, dividido en dos cuerpos, abierto el superior mediante gran óculo con labor de tracería y el inferior albergando la portada entre contrafuertes. Ésta es apuntada, bajo gablete y un friso de arquillos apuntados muy esbeltos. La portada Sur es muy parecida, aunque no presenta gablete y el friso de arquillos ciegos es menos estilizado.

Contiene diez capillas laterales con importantes bienes: la primera fue dedicada a Santa Lucía, otra al Cristo de la Luz, a la Madre de Dios de los Ángeles, a la Piedad, a la Resurrección, a San Luis, a Santa Catalina, a San Francisco y  a Nuestra Señora de las Nieves. La de San Luis tiene origen en la determinación del rey Don Jaime I de conmemorar el milagro que dicho santo obró en favor suyo, con motivo de una grave herida que sufrió el monarca en su lucha con los moros en Murcia.

En su interior conserva importantes lienzos del siglo XVII.

El edificio anexo es el convento de los Franciscanos, una construcción de tres plantas de 1910 que está ubicado sobre el antiguo convento del siglo XIII.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XIII
Su fundación se debe a los franciscanos que levantaron el templo sobre el primitivo cenobio de San Bartolomé de 1220.
Los restos  de los santos  martirizados en la Placita de la Higuera, en Valencia, en el año 1228, fueron recuperados a instancias de los nobles aragoneses Don Blasco de Aragón y Don Artal de Luna. Los restos, contenidos en una urna de alabastro, fueron portados en procesión y depositados en la ermita de San Bartolomé. Allí permanecieron hasta que la creciente veneración de las santas reliquias hizo que se pensase en edificar una iglesia mayor, que cobijase en su interior la antigua ermita y que permitiese el acceso de fieles y devotos. Se edifica también junto a la iglesia, un convento para alojar a una comunidad más numerosa.

Reconstrucción, Siglo XIV al Siglo XV
Su construcción como fábrica gótica se data entre 1392-1402. Se puede establecer como fecha de inauguración de la nueva iglesia el año 1249 aunque la construcción de la iglesia gótica data entre 1392-1402.

Declaración, Siglo XX al Siglo XXI
La Iglesia de San Francisco fue declarada Monumento histórico-artístico de carácter nacional mediante Real Decreto 1779/1979, de 1 junio, del Ministerio de Cultura, publicado en el Boletín Oficial del Estado el 23 de julio de 1979. El Boletín Oficial de Aragón del día 2 de julio de 2004 publica la Orden de 16 de junio de 2004, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la «Iglesia de San Francisco» en Teruel, conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

subir

Bibliografía

BENITO MARTÍN, F. Patrimonio Histórico de Aragón. Inventario Arquitectónico de Teruel, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 1991, pp.125.

CARUANA, JAIME. Historia de la Ciudad de Teruel, Teruel 1856, p. 96.

CORTÉS ARRESE, M. El Gótico En Teruel. La Escultura Monumental, Instituto de Estudios Turolenses, Teruel, 1985.

GUITART, C. Arquitectura gótica en Aragón, Col. “Aragón”, Librería General, Zaragoza, 1979, p. 89.

LABORDA YNEVA, J. Teruel, Guía de Arquitectura, CAI, Zaragoza, 1996, p. 196-197.

VV.AA. Gran Enciclopedia Aragonesa, El Periódico de Aragón, Zaragoza, 2000, pp. 3919.

subir