Volver al buscador

Iglesia de San Juan el Real

Descripción

La iglesia de San Juan el Real de Calatayud fue construida por la Compañía de Jesús entre los siglos XVI y XVII. Se levanta en el casco antiguo de Calatayud y en origen estaba dedicado a la Virgen del Pilar. Tomó la advocación de San Juan en 1770 pues se había cerrado al culto el año anterior la iglesia de San Juan de Vallupié y se hizo traslado de la advocación.

Se trata de un edificio de estilo Barroco-Jesuítico con planta de cruz latina con nave de tres tramos y brazos y cubiertos por bóvedas de medio cañón con lunetos, el presbiterio se cubre con gran concha y el crucero con cúpula con linterna sobre cuatro pechinas pintadas con las figuras de los Padres de la iglesia occidental (San Agustín y San Ambrosio, obispos, San Jerónimo cardenal, y el papa San Gregorio, el Magno), atribuidas a Francisco de Goya. Son pinturas muy similares a las de la iglesia parroquial de San Juan Bautista en Remolinos y a las de la ermita de Nuestra Señora de la Fuente en Muel, ambas también en la provincia de Zaragoza.

Lateralmente a la nave se disponen capillas comunicadas entre sí, que llevan bóvedas de medio cañón con lunetos de eje perpendicular a la nave. Sobre ellos discurre una tribuna abierta a la nave central mediante ventanas con dos arcos de medio punto separados por parte luz.

Al exterior,la fachada principal está realizada en ladrillo sobre zócalo de sillería. El cuerpo central está rematado por un frontón curvo y otro triangular. Se produce en la fachada un contraste cromático entre el ladrillo y los paños y la caliza blanca de cornisas y pináculos.

La torre está situada en la zona de la cabecera, en el lado del evangelio, está construida en ladrillo y presenta tres cuerpos: de planta cuadrada y liso el primero; con las aristas ochavadas y pilastras flanqueando los vanos el segundo y de planta octogonal el tercero.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVI al Siglo XVII
La iglesia de San Juan el Real de Calatayud fue levantada por la Compañía de Jesús entre los siglo XVI y XVII. La torre de la misma se edificaría más tarde entre 1774 y 1777, en el estilo mudéjar que imperaba en la ciudad.

Siglo XVIII (1766)
En 1766 Francisco de Goya, que contaba veinte años de edad, realizó la decoración de las pechinas sobre las que apoya la cúpula del crucero. Se trata de pinturas al óleo sobre lienzo en las que se representan los cuatro Padres de la Iglesia occidental.

Restauración, Siglo XX (1984)
La restauración de las pinturas de las pechinas atribuidas a Goya fueron promovidas por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón en 1984.

subir