Volver al buscador

Iglesia de Santa María de Iguácel (Jaca, HUESCA)

Descripción

Iglesia de Santa María de Iguácel se localiza en la comarca de La Jacetania, en el Valle de la Garcipollera, a la altura de la localidad de Castiello de Jaca. Comenzó a construirse entre los años 1040 y 1050 por orden del Señor Galindo y fue financiada por Doña Urraca y el Conde Sancho, ayo del rey Sancho Ramirez. Fue lugar de peregrinación y monasterio benedictino.

Su importancia radica en que fue una de las primeras iglesias de Aragón con cabecera semicircular, tipología ésta que se extenderá por toda la Jacetania. Contiene además importantes obras pictóricas y escultóricas. Fue construida en varias fases y tuvo distintos propietarios.

La planta primitiva de esta iglesia estaba formada por una nave rectangular con cabecera semicircular precedida por un pequeño presbiterio que se construyó en sillarejo regular. La cabecera se cubre con bóveda de horno y en origen presentaba tres vanos que se cerraron para decorar el muro con pinturas.

En la fachada Sur presenta tres ventanas con arcos dobles de medio punto y una puerta que se abre a la nave. En la fachada occidental se localiza otra puerta construida en una segunda fase. La portada principal se abre en los pies de la iglesia. Se enmarca por cinco arquivoltas, una de ellas decorada con el ajedrezado característico del arte jaqués. En una segunda fase de construcción se añade una torre.

Acoge un importante conjunto escultórico románico: capiteles, modillones con decoración vegetal, geométrica y figurativa y una basa de columna fechados en el siglo XI.

En el interior, la cabecera conserva restos de pinturas del segundo cuarto del siglo XV, de estilo gótico internacional, dispuestos en registros horizontales. La pintura se divide en varios registros:  en el primero aparecen representados doce santos, la Virgen y su vida en el registro central y el Calvario en el superior.

Se conserva también un frontal al temple sobre madera con nueve escenas religiosas de la vida de la Virgen fechada en 1203-1213 en el que también se escenifica a San Miguel combatiendo al demonio.

Las obras escultóricas exentas procedentes de Iguácel se conservan en el Museo Diocesano de Jaca. Entre ellas destaca una talla románica de la Virgen de Iguácel, entronizada que comparte características con las tallas románicas de Agüero y Ayerbe.

Otro elemento a reseñar es la reja original que cerraba el ábside de finales del siglo XI y principios del XII, una de las más antiguas de la Península.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XI (1040-1050)
Entre 1040 y 1050 se construyó una iglesia de nave única, por orden del Señor Galindo.

Ampliación, Siglo XI (1072-1072)
Se procede a una segunda fase de construcción o ampliación promovida por el hijo de Galindo, Sancho Galíndez, hombre influyente en los reinados de Ramiro I y Sancho Ramírez. La fecha de intervención se recoge en una inscripción en la portada de la iglesia, bajo el tejaroz. En esta ampliación se añade la torre y el muro Norte. Se abre la puerta en el muro Oeste y se realizarían pequeñas modificaciones de índole decorativa colocándose pequeñas columnas y capiteles labrados.

Cambio de propiedad, Siglo XI
En 1080 se donó al monasterio benedictino de San Juan de la Peña y en el siglo XIII fue ocupado por monjas cistercienses. Hacia 1245 volvió a ser propiedad del Monasterio de San Juan de la Peña.

Reforma, Siglo XV
En el siglo XV se añade una falsa bóveda de cañón en la nave y la espadaña del muro Sur. En el siglo XVII se añade la escalera de caracol de acceso a la torre, una puerta con atrio, en el muro Sur.

Restauración, Siglo XX
Fue restaurada en 1977 en tres fases que afectaron a la cubierta, el pavimento, muros y limpieza exterior e interior. Las obras se paralizaron y se retomaron en 1982-1983. En 1989 se intervino de urgencia por problemas de filtraciones.

Declaración, Siglo XX
La Iglesia de Santa María de Iguácel fue d eclarada Bien de Interés Cultural, categoría de Monumento mediante Real Decreto de 8 de junio de 1990 del Ministerio de Cultura, publicado en el Boletín Oficial del Estado de 13 de junio de 1990. El Boletín Oficial de Aragón del día 26 de enero de 2004 publica la Orden de 26 de enero de 2004, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la denominada «Ermita de Santa María de Iguacel» en Larrosa, término municipal de Jaca (Huesca).

subir

Bibliografía

ARAMENDÍA, J.L. El Románico en Aragón, tomo II, Cuencas del Ésera y el Cinca, Librería General y J.L. Aramendía, 2001.

CHAMORRO LAMAS, M. Rutas románicas en Aragón, Editorial Encuentro, Madrid, 1997.

FANLO BELLOSTA. Santa María de Iguácel, Asociación Sancho Ramírez, Jaca, 1996.

GALTIER Y GARCIA GUATAS. El nacimiento del Arte románico, Zaragoza, 1982.

MARGALÉ HERRERO, A.R. El camino de Santiago en la Jacetania y su influencia en el patrimonio arquitectónico de la comarca, Taumar, Zaragoza, 1999.

VIÑUALES, E. Pinturas murales en Iguácel, Revista Pirineos, nº 42 , pp. 106-107, Noviembre-Diciembre 2004.

VV.AA. Non neis meritis, Guía y estudio crítico de la ermita de Santa María de Iguacel, Ed. Egido, Zaragoza, 1999.

VV.AA. El camino de Santiago en Aragón, Rutas CAI, Prames, Zaragoza, 2003.

subir