Volver al buscador

Iglesia de Santa María la Mayor (Alcorisa, TERUEL)

Descripción

La construcción de la iglesia de Santa María la Mayor de Alcorisa comenzó en los años finales del siglo XIV, financiándose gracias a la exención real del pago de primicias y a las cuotas y donaciones de los vecinos. La torre y la fachada principal debieron construirse ya en el siglo XVII.

Se trata de un edificio de tres naves con capillas laterales y cabecera recta. El presbiterio se configura como prolongación de la nave central, cubriéndose con bóveda estrellada. A ambos lados del altar mayor se sitúan las puertas de acceso a las sacristías. La nave central consta de cuatro tramos separados por arcos fajones de medio punto que apean en pilastras; se cubre con bóvedas de crucería estrellada. En el tramo de los pies se sitúa el coro alto, iluminado con un gran ventanal. Las naves laterales, muy estrechas, presentan también sus cuatro tramos cubiertos con bóvedas estrelladas, pero aquí los fajones son apuntados. La decoración se concentra en las capillas laterales, con estucos en frisos, capiteles y pechinas.

Al exterior se observan varios desniveles del terreno que se resuelven por medio de escaleras que desde la plaza conducen a la base de la torre y a la puerta que se abre en el último tramo de la nave del evangelio. La portada se sitúa a los pies del templo, precedida de gradas; es barroca y probablemente es obra de canteros franceses. Se dispone en dos cuerpos ambos flanqueados por dos pares de columnas salomónicas sobre plinto, separados por un entablamento y coronados por un frontón curvo. La torre se ubica a los pies del templo, en el lado del evangelio. Los dos cuerpos inferiores son de planta cuadrada y los dos superiores de planta octogonal; éstos últimos están realizados en ladrillo siguiendo la tradición constructiva mudéjar y como remate tienen un bulboso chapitel barroco.

 

subir

Historia

Construcción original, Siglo XIV
La iglesia comenzó a construirse hacia finales del siglo XIV prolongándose las obras hasta el siglo XVII. Existen noticias documentales de una visita pastoral en 1569 en la que se ordena la ampliación de la iglesia, en la parte del Altar Mayor y en la portada, en un plazo de dos o tres años.

Destrucción de elementos muebles, Siglo XIX
Durante las guerras carlistas la iglesia cumplió funciones de fuerte, perdiendo doce de los trece altares que tenía.

Declaración, Siglo XXI (2002)
Por el Decreto 45/2002, de 5 de febrero, del Gobierno de Aragón, se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento.

subir

Bibliografía

VV.AA. Bajo Aragón, Colección RUTASCAI por Aragón nº 23, Zaragoza, 2005.

subir