Volver al buscador

Iglesia de Santo Domingo y San Martín (Huesca, HUESCA)

Descripción

La Iglesia de Santo Domingo y San Martín formaba parte del convento de los monjes Dominicos en el siglo XIII. Derribada durante la Guerra de los Pedros, la actual fue levantada entre 1687 y 1695.

Está construida en mampostería y tapial combinados con ladrillos de refuerzo en ángulos, impostas y cornisas, así como en otros elementos destacados como la fachada principal y la torre. Se estructura en torno a una gran nave central y una cabecera recta. Sigue claramente el modelo jesuítico del barroco clasicista romano, caracterizado por una planta de cruz latina de nave única con capillas laterales comunicadas entre sí, crucero no marcado en planta y cabecera recta, flanqueada por dos estancias.

Toda la iglesia aparece cubierta con bóvedas de cañón con lunetos, a excepción del crucero, que cubre con cúpula semicircular rematada por una linterna, y la capilla bautismal, con bóveda de cañón.

Sobre las capillas discurre una tribuna, abierta a la nave por medio de celosías móviles, mientras que a los pies se eleva un coro en alto sobre arco carpanel, que conserva una sillería coral. La tercera capilla del lado de la Epístola está dedicada a la Virgen del Rosario y tiene un desarrollo mucho mayor que el resto, con una corta nave única cubierta con bóveda elíptica rebajada, un crucero cubierto con cúpula semiesférica y un presbiterio recto.

Su decoración interior es característica del estilo barroco. El programa iconográfico exalta la obra de la orden Dominica por medio de pinturas murales y retablos dedicados a los Santos más importantes de la orden como Santo Domingo y Santo Tomás de Aquino. También se alude a esta orden con símbolos como el perro, que representa a los Dominicos o el Buen Pastor y el rebaño cristiano.

El Retablo Mayor fue pintado en 1672 por Vicente Berdusán que lo dedicó a la Asunción de la Virgen.
En el crucero de la Iglesia se sitúa el retablo de San Martín perteneciente a una iglesia cercana levantada en honor a este santo y derribada en el siglo XIX. La capilla de la Piedad está presidida por una copia de la Piedad de Ribera. La Capilla del Rosario es un ejemplo de decoración tardobarroca. En su interior se pueden admirar los Santos patrones de la ciudad de Huesca, San Lorenzo y San Vicente.

La fachada que ahora podemos observar fue implantada en el siglo XIX, y que reproduce el estilo de las construcciones jesuíticas barrocas. Se divide verticalmente en tres calles separadas por pilastras. Está realizada totalmente en ladrillo, incluso la decoración a base de figuras geométricas en resalte. La torre se alza sobre la segunda capilla del lado de la Epístola. Fue construida en torno a 1868 para cumplir la función de campanario.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XIII (1254-1255)
El convento de Santo Domingo fue fundado por el infante don Alfonso (hijo de Jaime I) en 1254 o 1255. Esta fundación se enmarca dentro del fenómeno de expansión de las nuevas órdenes mendicantes por Europa Occidental, caracterizado por la construcción de conventos en las principales ciudades. 

Destrucción, Siglo XIV (1362)
Durante la Guerra de los Dos Pedros, Pedro IV el Ceremonioso decidió destruirlo en 1362 ante el posible ataque de las tropas castellanas de Pedro I el Cruel, ya que su situación estratégica, extramuros entre la puerta Pétrea y la del Alpargán, muy cerca de la muralla de la ciudad, podía ser muy peligrosa en manos del enemigo. Se reconstruyó a fines del siglo XIV.

Demolición total, Siglo XVII (1687)
En 1687 el convento fue de nuevo derruido.

Reconstrucción, Siglo XVII (1687-1695)
En 1687 el convento fue de nuevo derruido para ser sustituido poco después por la construcción barroca, levantada entre 1687- 1695 según el proyecto de Antonio Falcón. Sigue el modelo jesuítico del barroco clasicista romano.

Desamortización, Siglo XIX (1835)
Tras la desamortización el convento es abandonado por los frailes. Las dependencias conventuales desaparecen.

Cambio de uso, Siglo XIX (1868)
Los monjes abandonan el convento de Santo Domingo y este es demolido. Se convierte en parroquia diocesana. Para adecuarla a esta nueva función, se levanta una torre campanario sobre la segunda capilla del lado de la Epístola. Actualmente han desaparecido el resto de las dependencias conventuales y solo se conserva la Iglesia.

Restauración, Siglo XX
Entre los años 1992 y 1993 el Gobierno de Aragón promovió la restauración de la iglesia de Santo Domingo y San Martín procediendo a la reparación de la bóveda y la cubierta. También se restauró la fábrica de ladrillo. El total de la inversión fue de 149.617 euros


Restauración, Siglo XX al Siglo XXI
En 1997 se restauró y se realizó la limpieza del retablo mayor dedicado a la Asunción de la Virgen, así como el lienzo de su calle central, obra de Vicente Berdusán.
En 2002 también se restauró la decoración pictórica de la bóveda central.

Declaración, Siglo XXI (2005)
El Boletín Oficial de Aragón de 13 de abril de 2005 publica el Decreto 73/2005, de 29 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento la denominada «Iglesia de Santo Domingo y San Martín», en Huesca.

subir

Bibliografía

ARA, C. Guía de Huesca, Ed. El País-Aguilar, Madrid,1993.

FONTANA, M.C. La iglesia oscense de Santo Domingo. Poesía para contemplar, Instituto de Estudios Altoaragoneses, Huesca, 2006.

GALINDO PÉREZ, SILVIA (COORD.). Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes muebles, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

MÉNDEZ DE JUAN, JOSÉ FÉLIX, GALINDO PÉREZ, SILVIA Y LASHERAS RODRÍGUEZ, JAVIER. Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes inmuebles, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

VV.AA. Guía Turística de la ciudad de Huesca y su entrono, Prames, Zaragoza, 1996

subir