Volver al buscador

Iglesia Parroquial de la Virgen de los Reyes (Calcena, ZARAGOZA)

Descripción

La iglesia de la Virgen de los Reyes se halla situada en la parte más elevada de la localidad. Se construyó sobre el solar de una anterior iglesia románica, de la cual todavía se conservan restos en los muros Norte y Sur, algún fragmento de contrafuerte, y en la portada principal.

A mediados del siglo XVI se emprende la nueva obra para ampliar la iglesia resultando un edificio monumental formado por tres naves de igual altura. Este modelo constructivo se denomina Hallenkirchen o iglesias de planta de salón. El espacio interior es amplio y diáfano, jalonado por enormes columnas de separación entre las naves y cubierto con bóveda de crucería estrellada de estética tardogótica. Varias capillas se fueron abriendo a las naves laterales entre los siglos XVI y XVIII.

La decoración interior es de gran sobriedad en general, aunque destacan algunas capillas, especialmente las más antiguas por las labores decorativas de entrelazo y cortados de tradición mudéjar.

Al exterior, la portada principal es la de la primitiva iglesia románica, quedando emplazada en el lado de la epístola. Es en arco de medio punto con cuatro arquivoltas que apean en columnas de pequeña basa y capiteles decorados con palmetas. La portada está precedida por un pórtico de sillería. En el lado del evangelio se abrió una segunda portada formada por tres arcos de medio punto que remata con doble cornisa y frontón triangular.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVI
La actual iglesia parroquial de la Virgen de los Reyes se levantó en el siglo XVI sobre los restos de otra iglesia anterior de estilo románico, que data probablemente de los siglos XI-XII. La obra concluiría en los años finales del siglo, según queda recogido en las investigaciones de José Luis Pano Gracia. En la iniciativa de la construcción fue determinante la participación de dos religiosos nacidos en la localidad: el deán don Pedro de Villalón, familiar de Julio II, y el canónigo don Clemente Serrano

Ampliación, Siglo XVI al Siglo XVIII
Entre los siglos XVI y XVIII el templo sufrió transformaciones como la adición de capillas y de decoración propia del barroco.

Restauración, Siglo XX (1997)
En 1997 se llevó a cabo una primera fase de rehabilitación pictórica del coro y capillas de la iglesia parroquial y ya en 1998 se concluyó la segunda fase.

Declaración, Siglo XXI (2002)
El Boletín Oficial de Aragón del día 6 de marzo de 2002 publica el Decreto 57/2002, de 19 de febrero, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, la denominada Iglesia de la Virgen de los Reyes en Calcena (Zaragoza).

subir

Bibliografía

BORRÁS GUALIS, GONZALO; ALVARO ZAMORA, MARÍA ISABEL. El mecenazgo de la iglesia parroquial de Calcena, Seminario de Arte Aragonés. 1981 , nº XXXIII, p. 9-33.

GARCÍA GUINEA, MIGUEL ÁNGEL; PÉREZ GONZÁLEZ, JOSÉ MARÍA. (DIR.). Enciclopedia del Románico en Aragón: Zaragoza, Fundación Santa María la Real, Aguilar de Campoo, 2010.

MÉNDEZ DE JUAN, JOSÉ FÉLIX, GALINDO PÉREZ, SILVIA Y LASHERAS RODRÍGUEZ, JAVIER. Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes inmuebles, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

PANO GRACIA, JOSÉ LUIS. Iglesias de planta de salón del siglo XVI aragonés, En LACARRA DUCAY, María del Carmen. (dir.). Las artes en Aragón durante el reinado de Fernando el Católico (1479-1516). Institución Fernando el Católico, 1993.p. 129-154.

PANO GRACIA, JOSÉ LUIS. Introducción al estudio de las hallenkirchen en Aragón, Artigrama. 1984 , nº 1,

SEBASTIÁN HORNO, NICOLÁS. Los mecenazgos en la creación del patrimonio artístico de la Iglesia. El mecenazgo de Pedro Villalón de Calcena, Cuadernos de Estudios Borjanos. 2006 , nº 46, p. 57-66.

VALERO SUÁREZ, JOSÉ MARÍA. (DIR.). Joyas de un patrimonio IV: Restauraciones de la Diputación Provincial de Zaragoza (2003-2011), Diputación de Zaragoza, Zaragoza. 2011.

VV.AA. Comarca del Aranda, Colección Territorio 2, Zaragoza, 2001.

VV.AA. Comarca del Aranda, Colección RUTASCAI por Aragón nº 25, Zaragoza, 2005.

subir