Volver al buscador

Iglesia parroquial de San Juan Bautista (Remolinos, ZARAGOZA)

Descripción

Remolinos se halla en la comarca de la Ribera Alta del Ebro, en la margen izquierda del río. Su iglesia parroquial fue legada junto a la población a la Orden de San Juan de Jerusalén en 1157. En el siglo XVIII el templo se amplía con una nueva iglesia de planta barroca que permitía una mejor acogida de fieles. La configuración actual es fruto de esta ampliación, durante la cual se llevó a cabo también la decoración mural de la iglesia, en concreto de su cúpula, por el gran pintor aragonés Francisco de Goya.

La iglesia parroquial de Remolinos está dedicada a San Juan Bautista. Tiene planta de cruz latina, una sola nave, cabecera recta y crucero. Entre los contrafuertes se disponen capillas. La nave se cubre con bóveda de lunetos y el crucero con una cúpula sobre pechinas, donde se concentran las pinturas realizadas por Goya y cuyo programa iconográfico está dedicado a los Santos Padres de la Iglesia: San Ambrosio, San Agustín, San Gregorio y San Jerónimo. Las figuras se inscriben dentro de formas ovaladas y están representadas sobre nubes acompañadas de una inscripción que las identifica. Estas pinturas fueron realizadas con gran técnica tras su viaje a Italia.

Además de las pinturas en esta iglesia se conserva además un importante retablo barroco enmarcado por dos arcos. En el centro se encuentra una hornacina que alberga una tabla policromada del siglo XVIII con la imagen de San Juan Bautista.

La presencia de la Orden de San Juan en Remolinos queda certificada con los emblemas de la Orden y la imagen de un castillo que decoran la linterna de la cúpula.

Al exterior destaca el volumen y altura que le proporcionan sus muros de mampostería sobre el caserío de Remolinos.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVIII
Remolinos y su iglesia son parte del legado que Alfonso I ordena en su testamento se destine a la Orden de San Juan, en el siglo XIII. El canónigo Blas Matías San Juan recomienda en el siglo XVIII la ampliación de este templo para poder albergar más fieles. Para ello se construye una nueva iglesia parroquial bajo los postulados barrocos y la influencia de la basílica del Pilar de Zaragoza. Entonces Remolinos pertenece a la castellanía de Amposta, momento en el que Don Vicente Lafiguera y Miralles de Imperial reconstruye la iglesia, tal como reza una inscripción que rodea el friso del presbiterio. Las obras concluirían en 1782.

Siglo XVIII
Las pinturas que decoran las pechinas de la cúpula que cubre el crucero fueron atribuidas a Goya por el pintor Ignacio Zuloaga en el año 1916, tal y como este pintor dejó constancia en el archivo municipal de Remolinos durante una visita para estudiar la obra de Goya. Las pinturas pertenecerían a la etapa pictórica de Goya tras su viaje a Italia. Probablemente fueron encargadas entre 1772 y 1773 por Vicente de Pignatelli, miembro de la Orden de San Juan.

Restauración, Siglo XX (1989)
La serie de pinturas atribuidas a Goya de la iglesia de San Juan Bautista fueron restauradas por los especialistas Teresa Grasa y Carlos Barboza en 1989 con motivo de su exposición en la muestra que Venecia dedicó al pintor.

subir

Bibliografía

ANSÓN NAVARRO, ARTURO. Goya y Aragón. Familia, amistades y encargos artísticos, Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1995

BORRÁS GUALÍS, GONZALO M. "La fecha de la Constitución dela iglesia Parroquial de Remolinos", Seminario de Arte Aragonés, XXXII, Zaragoz, 1980, pp. 91-93

CAMÓN AZNAR, JOSÉ. Francisco de Goya, 4 vols., Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, Zaragoza, 1980-1982

MORALES Y MARÍN, J.L. Goya, pintor religioso, Diputación General de Aragón, Zaragoza, 1990.

subir