Volver al buscador

La Escalinata (Teruel, TERUEL)

Descripción

La Escalinata del Paseo del Óvalo es uno de los monumentos más emblemáticos de Teruel. Es obra del ingeniero de caminos José Torán de la Rad y fue construida entre 1920 y 1921 para comunicar la meseta sobre la que se asienta el Casco Histórico de Teruel con la estación de ferrocarril. El autor pretendía con esta construcción monumental dotar a la ciudad de un acceso digno desde la citada estación, así como poner de manifiesto elementos arquitectónicos y decorativos extraídos de la tradición mudéjar local y del modernismo. La Escalinata es en definitiva la imagen resumida de Teruel para el viajero que llegaba a la ciudad y en la actualidad constituye la obra clave del neomudéjar turolense.

Su desarrollo es perpendicular al Paseo del Óvalo y salva los 26 metros de desnivel existente. El recorrido de la Escalinata se estructura en tres partes bien diferenciadas, articuladas entre sí por dos pequeñas plazas. La primera parte arranca desde la estación, atraviesa los Jardincillos de la Estación o de los Botánicos casi sin ascender y llega a una pequeña plaza con un espacio verde central. La segunda parte está formada por siete tramos que llegan hasta una plaza-mirador presidida por una gran fuente y un relieve dedicado a los Amantes, realizado por Aniceto Marinas. Por último, la tercera parte se divide en dos escaleras con desarrollo semicircular que rodean la plaza-mirador y que terminan en el Paseo del Óvalo, rematadas por dos torreones.

Destaca la labor de la fábrica de ladrillo combinada con piedra y decorada con cerámicas en color verde y blanco, que presentan motivos neomudéjares y sirven para enfatizar los distintos elementos de la Escalinata. Estilísticamente, las referencias principales de esta obra son el mudéjar y el modernismo. Las referidas al mudéjar están presentes en la elección de los materiales, en la formalización de los torreones y en muchos de los detalles constructivos y ornamentales, mientras que la influencia del modernismo es palpable en los delicados diseños de forja de las farolas que jalonan el recorrido. Paralelamente, se aprecia una exaltación de la ciudad y su historia en la temática decorativa.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XX (1920)
El 20 de mayo de 1920, Heraldo de Aragón informa del inicio de las obras de construcción de una escalinata para salvar el desnivel existente entre el Paseo de la Infanta Isabel (actual Paseo del Óvalo) y la calle de la Estación del Ferrocarril Central de Aragón.

Inauguración, Siglo XX (1921)
La escalinata se inauguró el 5 de junio de 1921.

Reforma, Siglo XXI
Entre los años 2001 y 2003 se llevó a cabo la remodelación del Paseo del Óvalo según el proyecto del arquitecto David Chipperfield y el gabinete de arquitectura B720. En esta actuación cabe destacar el acondicionamiento de toda la zona, más apropiada ahora para uso de los peatones y la construcción de los ascensores que unen la plaza de la Estación con el paseo del Óvalo y la calle del Salvador, salvando un desnivel de 17 metros. Se ha restaurado también la propia Escalinata. Además, la rehabilitación del Convento de los Carmelitas, ahora Delegación Territorial del Gobierno de Aragón, le ha dado un nuevo impulso a la zona.

Restauración, Siglo XXI (2008)
La Escalinata de Teruel fue declarada Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, por Decreto 60/2008, de 1 de abril, del Gobierno de Aragón. Esta declaración se publicó en el Boletín Oficial de Aragón del día 16 de abril de 2008.

subir

Bibliografía

AGUIRRE, FRANCISCO JAVIER. Guía de Teruel y Provincia, Ed. La Muela, Zaragoza, 2007.

FERRER, ANDRÉS Y VALERO, FERNANDO. El Óvalo de Teruel. El Paseo del Óvalo y la escalinata neomudejar de Teruel: remodelación del espacio público, 2001-2003, Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales, Zaragoza, 2004.

LABORDA YNEVA, JOSÉ. Teruel. Guía de Arquitectura, Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1996.

subir