Volver al buscador

Lonja de Mercaderes (Zaragoza, ZARAGOZA)

Descripción

La Lonja de Mercaderes de Zaragoza, construida entre 1541 y 1551, representa uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista y está considerado el edificio civil más importante del siglo XVI en Aragón. Don Hernando de Aragón, miembro de la Familia Real, arzobispo de Zaragoza y gran impulsor de las artes, propuso en 1541 al Concejo la construcción de un edificio destinado a albergar las relaciones entre comerciantes, que tradicionalmente se efectuaban alrededor del atrio de La Seo y otras iglesias.

Se creó un bello lugar para el comercio y la sede de la Tabla de Depósitos, un primitivo banco financiero, tomando como referentes las Lonjas de Mallorca y Valencia. Diseñó el proyecto el maestro Juan de Sariñena, siendo ésta su última obra.

La Lonja, de planta rectangular con tres naves, refleja la pujanza de la ciudad. Aunque en el interior aún conserva elementos característicos del Gótico, al exterior presenta una fachada plenamente renacentista. Esta fachada es una magnífica interpretación del modelo de palacio renacentista italiano, adaptado al ladrillo aragonés, protagonista de las cuatro fachadas idénticas. La ornamentación le proporciona gran equilibrio y  serenidad, dispuesta en tres pisos separados por impostas que no se corresponden con el espacio diáfano del interior. El piso inferior presenta tres puertas en arco de medio punto enmarcadas bajo un friso horadado; en el segundo destaca la temprana utilización de cristal emplomado en los vanos de iluminación; y en el tercer piso se centra la decoración, a base de bustos en yeso policromado de personajes relevantes de la época que ornamentan la galería de arquillos bajo el alero de madera.

El diseño interior es obra de Gil Morlanes "el Joven", un gran salón cubierto por bóvedas de crucería estrellada que descansan sobre columnas anilladas, denominadas aragonesas. Los capiteles se decoran con escudos de la ciudad portados por ángeles, y los muros con el escudo de Carlos V sostenido por leones, sobre el friso que conmemora la fecha de construcción.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVI
El edificio de La Lonja de Mercaderes de Zaragoza se construyó en la segunda mitad del siglo XVI, entre 1541 y 1551, y está considerado el ejemplo más sobresaliente de la arquitectura civil del Renacimiento en Aragón.

Declaración, Siglo XX al Siglo XXI (1931-2002)
La Lonja en Zaragoza fue declarada Bien de Interés Cultural por Decreto del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, publicado en la Gaceta de El Boletín Oficial de Aragón de 21 de enero de 2002 publica la Orden de 27 de diciembre de 2001, del Departamento de Cultura y Turismo, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la denominada Lonja en Zaragoza, conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

Siglo XX
Entre el 8 y el 20 de mayo de 1983 la Lonja de Zaragoza acogió la sesión constitutiva de la I legislatura, tras las primeras elecciones autonómicas de Aragón.

Restauración, Siglo XX (1990)
Tanto su interior como su exterior fueron profundamente restaurados en 1990.

Cambio de uso, Siglo XX
Actualmente cumple la función de sala de exposiciones temporales del Ayuntamiento de Zaragoza.

subir

Bibliografía

BOROBIO OJEDA, R. Las casas de Zaragoza, 1996.

GÓMEZ URDÁÑEZ, C. Arquitectura Civil en Zaragoza en el siglo XVI, Ayuntamiento de Zaragoza, Delegación de Relaciones Municipales, 1987-1988.

LABORDA YNEVA, J. Zaragoza: Guía de Arquitectura, Caja de Ahorros de la Inmaculada, 1995.

LOMBA SERRANO, C. La Casa Consistorial en Aragón: siglos XVI-XVII, 1989.

MOSTALAC CARRILLO, ANTONIO, CALVO PALACIOS, JOSÉ LUIS Y PUEYO CAMPOS, ÁNGEL. Zaragoza, Lunwerg Editores, Barcelona, 2005.

VV.AA. Rehabilitación de edificios públicos en la zona de Zaragoza: obras y proyectos (1985/6), 1987.

subir