Volver al buscador

Palacio de Fuenclara (Zaragoza, ZARAGOZA)

Descripción

El Palacio de Fuenclara, erigido en el siglo XVI, se encuentra en pleno casco histórico de Zaragoza a escasos metros de la calle Alfonso I y de la plaza de San Felipe, zona que fue un importante enclave aristocrático en la ciudad.

Su fachada fue construida en ladrillo cara vista y su estructura respondía a la estética renacentista del momento. Con una marcada tendencia horizontal, en cuatro pisos, la planta baja está ocupada actualmente por locales comerciales que ocultarían el primitivo acceso en arco de medio punto. La original planta noble actualmente está articulada en dos pisos, que no coinciden con las aperturas originales; la planta superior se remata con una hilera corrida de ventanas adinteladas que sustituye a la tradicional galería aragonesa y con un alero de madera de potente vuelo de tradición goticista.

El interior, profundamente transformado debido a las sucesivas adecuaciones según su uso, presenta cuatro pisos (primitivamente serían tres) articulados mediante un patio central y comunicados por la escalera monumental situada en un ángulo del patio. El cierre del hueco de escaleras es quizás lo más interesante, a modo de cimborrio.

En el patio se conservan cuatro columnas toscanas de fuste liso muy estilizado con anillado doble, y destaca un arrimadero de azulejo de cerámica de Muel.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XVI
Don Antonio Agustín, padre del arzobispo de Tarragona, compró a mediados del siglo XVI varias casas pequeñas en la plaza de San Felipe, formando una más grande que confrontaba con la de don Pedro de Gurrea, Gobernador de Aragón (más tarde Palacio de los Urriés). A comienzos del siglo XVII una profunda reforma transformó la casa construida por don Antonio Agustín en el palacio, de mayores dimensiones y acorde con la categoría social de los inquilinos, los Condes de Fuenclara, título concedido a don Juan Cebrián por el rey Felipe IV.

Cambio de uso, Siglo XIX (1845)
Hasta 1845 en la casa habitaron personajes de la más alta nobleza y rango hasta su adquisición por doña Candelaria Dronda que la pasa a su hermano, el cual a su vez la donará al Arzobispado de Zaragoza para que fuera utilizada como sede de la Sociedad Protectora de Jóvenes Obreros y Comerciantes (fundada en 1892 por el Barón de la Linde).

Declaración, Siglo XXI (2002)
El Boletín Oficial de Aragón del día 6 de marzo de 2002 publica el Decreto 64/2002, de 19 de febrero, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, el denominado Palacio de Fuenclara en Zaragoza.

Restauración, Siglo XXI (2004)
El palacio pasó a manos del Ayuntamiento de Zaragoza en el 2003.
En 2004 se realizaron trabajos de consolidación del edificio. Mientras tanto, se negociaba con el Gobierno central la financiación conjunta de la rehabilitación del palacio.
En la actualidad se están llevando a cabo en él obras de rehabilitación y estará listo en 2007. La reforma consta de un proyecto de consolidación del edificio, que recuperará la fachada del inmueble renacentista y reparará su cubierta, y la rehabilitación integral para albergar el Proyecto NORESTE.

subir

Bibliografía

BLASCO MARTÍNEZ, R.Mª. Zaragoza en el siglo XVIII (1700-1770), Librería General, Zaragoza, 1977, p.43.

GÓMEZ URDÁÑEZ, C. “Zaragoza Renacentista” en Guía Histórico-Artística de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Zaragoza, 1991, p. 241.

VV.AA. Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA) 2000, Vol. 14, Prensa Diaria Aragonesa-Periódico de Aragón, Zaragoza, 2000, pp. 3389-3391.

VV.AA. Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA) 2000, Vol. 6, Prensa Diaria Aragonesa-Periódico de Aragón, Zaragoza, 2000, pp. 1452.

subir