Volver al buscador

Palacio de Larrinaga (Zaragoza, ZARAGOZA)

Descripción

El naviero vizcaíno Miguel Larrinaga, en prueba del amor que profesaba a su esposa Asunción Clavero, dispuso que se construyera el magnífico Palacio de Larrinaga en las afueras de Zaragoza. Villa Asunción, como se denominó en origen este edificio, fue diseñado por Félix Navarro y construído entre 1901 y 1918. El célebre arquitecto recurre, en su construcción y decoración, a las características de los palacios renacentistas aragoneses.

El palacio se levantó en el interior de una gran finca. Posee una superficie de 676 metros cuadrados y una altura de 14 metros. Entre los materiales utilizados en su construcción predomina la piedra y el mármol, combinados con el ladrillo y otros nuevos materiales de la época como el acero, hierro o vidrio.

Es un voluminoso edifico de cuatro fachadas con torres en sus ángulos. Tiene planta cuadrada y sus dependencias se distribuyen en torno a un espacio central cubierto con cúpula. El interior del palacio se estructura en cuatro plantas: sótano con dependencias auxiliares; planta baja; con despacho, comedor principal, y el salón francés; la zona privada de la familia y la capilla en la planta superior y el ático que alojaba las habitaciones del personal de servicio. En la parte posterior se construyó un mirador acristalado en forma de exedra. Las torres no cobijaron ninguna dependencia especial, tan solo fueron espacios abiertos. A ellas se accedía desde el interior y desde la galería de la fachada principal.

Todo el espacio interior se decora mezclando elementos de estilo plateresco, barroco y rococó, realizados en diversos materiales. De forma singular, dos de las habitaciones principales contaron con una gran chimenea en piedra decorada con motivos renacentistas. También la capilla estuvo decorada con esmero. Contó con preciosas vidrieras en sus vanos y cuidados pavimentos en madera.

Al exterior, el elemento más significativo es la gran fachada principal y las cuatro torres de las esquinas, que sobresalen en altura. La fachada principal se divide en dos grandes galerías abiertas por arcos. Sobre las galerías se aprecia una cubierta tranqueada y el remate octogonal de la cúpula.

Para decorar su exterior se utilizó azulejería y elementos decorativos en piedra realizados por el escultor Carlos Palao. Las torres se cubren también con azulejos realizados a la cuerda seca. La fachada principal es la más decorada y en ella destaca, sobre todo, el mural cerámico que preside la arcada superior, inspirado en el comercio naval.

El Palacio Larrinaga es uno de los últimos ejemplos de las grandes residencias privadas de la ciudad de Zaragoza, ya que a partir de los años 30 del siglo XX, la construcción de estos palacios decae a favor de otros modelos menos ostentosos.

Actualmente el Palacio Larrinaga es propiedad de Ibercaja, que propició una restauración integral del edificio, consolidando y limpiando las estructuras, así como restaurando maderas, cerámicas y yeserías para devolverle su esplendor ornamental. Es la sede del Patronato Cultural de Ibercaja y acoge el Centro de Documentación de Ibercaja Zaragoza, así como varias bibliotecas adquiridas por la entidad.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XX (1901-1918)
Fue diseñado por Félix Navarro y construido entre 1900 y 1918. Tras la muerte de Félix Navarro en 1911 se hace cargo de las obras el arquitecto madrileño Fernando de Escondrillas. El naviero bilbaíno Miguel Larrinaga lo mandó construir para regalárselo a su esposa Isabel Clavero como prueba de su amor. Se tiene constancia documental de este edificio desde 1901, nombrado como Villa Asunción. Los elementos decorativos fueron realizados por el escultor Carlos Palao. El mural cerámico de la fachada principal podría ser obra del ceramista cordobés Enrique Guijo Navarro, según los estudios realizados para la restauración del palacio en 1996.

Cambio de propiedad, Siglo XX
En 1942, tras la muerte en 1939 de su esposa, Miguel Larrinaga vende el palacio con todo su mobiliario y contenido a los directivos de la fábrica Giesa. Junto a Villa Asunción se construye una nueva fábrica Giesa por Miguel y José Luis Navarro, hijo y nieto de Félix Navarro. En 1946 pasó a manos de la comunidad de religiosos Marianistas que lo compraron para utilizarlo como sede y colegio de esta comunidad en Zaragoza. En 1988, debido a los problemas de mantenimiento del edificio, los Marianistas deciden vender el edificio. Por su deseo de que no pasara a manos privadas lo ofrecen al Ayuntamiento de Zaragoza para que lo convierta en una residencia de invitados ilustres. El Ayuntamiento de Zaragoza no se interesa por esta oferta. Tras la negativa del Ayuntamiento se ofrece al departamento de Bienes Muebles de Ibercaja. En 1990 se llega a un acuerdo de venta con Ibercaja, entidad que lo adquiere en 1993 para adecuarlo como espacio cultural.

Reforma, Siglo XX
En 1969 los Marianistas realizan obras en el palacio. Se sustituye la gran vidriera de la crujía por cristal blanco. En esta intervención la antigua vidriera se rompió. En 1982 se habilitan la zona de bodegas por problemas de humedad y termitas.

Restauración, Siglo XX (1993-1996)
En 1993 se acondiciona el palacio para darle un nuevo uso. Ibercaja propició una restauración integral del edificio, consolidando y limpiando las estructuras, así como restaurando maderas, cerámicas y yeserías para devolverle su esplendor ornamental. El proyecto de rehabilitación estuvo dirigido por los arquitectos Mariano Pemán y Luis Franco. Alejandro Gullén y Sara García se encargaron de la recuperación de la cerámica de la fachada.

Cambio de uso, Siglo XX (1996)
Es la sede del Patronato Cultural de Ibercaja y acoge el Centro de Documentación de Ibercaja Zaragoza, así como varias bibliotecas adquiridas por la entidad. En este centro se puede consultar la documentación aragonesa que se conserva en el Archivo de la Corona de Aragón y el Archivo Histórico Nacional. 

Declaración, Siglo XXI (2008)
El Boletín Oficial de Aragón del día 10 de junio de 2008 publica la Orden de 16 de mayo de 2008, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declara el denominado «Palacio de Larrinaga», en Zaragoza, como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.

subir

Recursos didácticos

El programa de visitas guiadas y vistas dinamizadas y talleres didácticos al Palacio Larrinaga, está dirigido a grupos de adultos y público individual,  profesores y alumnos de Educación Infantil, Primaria y Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.
 
Las visitas guiadas tendrán una duración de 50 minutos y las actividades didácticas tienen una duración de 90 minutos  y están formadas por un recorrido por el Palacio y un taller creativo.
 
Horarios:
Vistas Guiadas adultos: Martes 17h ; Sábado y domingos 10h
Talleres didácticos escolares: Jueves 9:30h y 11h
 
Participación:
Grupos hasta 25 personas
 
Duración:
Vistas Guiadas adultos: 50 Minutos
Talleres didácticos escolares: 90 Minutos (Recorrido Salas Palacio + taller creativo)
 
Precio:
3 € por persona.
 
Inscripciones:
Talleres didácticos escolares: programasdidacticos.ibercaja.es
 
Más información:
675 88 55 93 - 976 97 19 01
 
Ofertada para:
Educación infantil - 1er ciclo de Primaria - 2º ciclo de Primaria - 3er ciclo de Primaria - Secundaria - Adultos 
 
VISITAS GUIADAS ADULTOS
  • Grupos de adultos y público individual: hasta 25 personas
  • Duración: 50 minutos
TALLERES PARA ESCOLARES:
 
-"¿HAS JUGADO ALGUNA VEZ EN UN PALACIO?" 
 
-Escolares de Educación Infantil y 1º Ciclo Primaria: 
 
Te proponemos una aventura por todos los rincones del Palacio llena de juegos y pruebas. Nos convertiremos en pequeños detectives en busca del tesoro escondido en Palacio. Con la ayuda de un mapa y unas brújulas, realizaremos un trepidante juego de pistas, descubriremos la historia de este mágico lugar, sus salones y estancias, quienes fueron su habitantes y como se vivía en la Zaragoza de principios de Siglo XX.
 
-"¡BIENVENIDOS A PALACIO!"
 
-Escolares 2º Y 3º Ciclo Primaria: 
 
Cuando el reloj marcaba las diez de la noche, el Comedor de Honor se mostraba en todo su esplendor con la vajilla de gala. Con estas visitas, se descubrirá cómo era la vida en Palacio y cómo se organizaba una gran recepción.
 
¿Cómo era la vida en un palacio de la Zaragoza de principios del siglo XX? ¿Qué se comía en la casa de un rico naviero? Os proponemos una divertida experiencia en la que viajaremos en el tiempo y descubriremos cómo se vestía, cómo se divertían y qué comían en el Palacio Larrinaga.
 
Las diferentes salas del Palacio, abren sus puertas y te dan la bienvenida, para mostrar cómo se organizaban los banquetes, cuáles eran los bailes, las costumbres en esa época. Los alumnos disfrutarán con cada uno de los descubrimientos que les llevarán por el salón de baile, los dormitorios, la biblioteca o el comedor de honor.
 
-"EL PALACIO LARRINAGA: LA MANSIÓN DEL AMOR Y LA NOSTALGIA"
 
-Escolares Secundaria y Bachillerato: 
 
Para descubrir el Palacio Larrinaga, un edificio lleno de belleza  e historia. Se trata de una de las mejores residencias burguesas levantadas en Aragón en el cambio de Siglo. 
 
Recorrer sus estancias nos hace trasladarnos a la Zaragoza de principios del Siglo XX, nos podemos imaginar cómo era el mundo en aquella época, unos años de cambios y trasformaciones que trajeron la Modernidad a Zaragoza.
 
Un suntuoso Palacio, en el que casi todo podía tener lugar, un monumento que guarda una leyenda de amor y olvido entre sus paredes.
 
  • Grupos de hasta 30 escolares máximo.   
  • Duración: 1 hora y 30 minutos (Recorrido + taller creativo)

subir

Bibliografía

FATAS, GUILLERMO (COOR.). Guía histórico-artística de Zaragoza, Delegación de Patrimonio Histórico Artístico, Ayuntamiento de Zaragoza, Zaragoza, 1982.

HERNÁNDEZ MARTINEZ, A. Magdalena, Navarro, Mercadal, Colección CAI 100,Caja de Ahorros de la Inmaculada, Zaragoza, 1999.

IRABURU ELIZONDO, I. Y MARTINEZ VERÓN, J. Los cuatro viajes del palacio de Larrinaga: un recorrido por la historia y la arquitectura del edificio con más leyenda de Zaragoza, Ibercaja, Obra Social y Cultural, Zaragoza, 2000.

LABORDA YNEVA, JOSÉ. Zaragoza. Guía de Arquitectura, Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1995.

subir