Volver al buscador

Seo de San Salvador (Zaragoza, ZARAGOZA)

Descripción

La Seo de San Salvador es uno de los monumentos más importantes de Aragón por ser ejemplo de la fusión de estilos artísticos y la primera catedral cristiana de Zaragoza. Su singularidad reside no solo en la calidad de sus elementos arquitectónicos y decorativos, realizados por los mejores artistas medievales, renacentistas y barrocos, sino también por ser reflejo de la historia y el arte de Aragón desde la Edad Media. Ha sido sede de sínodos, concilios y las más relevantes ceremonias relacionadas con la Corona de Aragón.

Fue levantada en estilo románico sobre la Mezquita Mayor, tras la conquista de la ciudad por Alfonso I en 1118 y se consagró con la advocación de San Salvador en 1121. Su configuración actual es fruto de múltiples ampliaciones y reformas desde el siglo XII hasta el siglo XX. El resultado es un  edificio en el que conviven en armonía elementos románicos, góticos, mudéjares, renacentistas, barrocos y neoclasicistas.

La Seo de Zaragoza es un templo de ladrillo y piedra, con planta de salón de cinco naves y cabecera precedida por crucero, rematada por un ábside semicircular. Sus muros se abren por diecisiete capillas y las naves se separan mediante pilares fasciculados que sustentan arcos apuntados formeros. Cabe destacar la variedad de cubiertas, reflejo de las distintas etapas constructivas. Predominan las bóvedas de crucería estrellada y sobre el crucero se levanta el cimborrio, uno de los elementos más significativos de este edificio. El cimborrio se concluyó en 1521 y en su construcción participaron los mejores artistas del reino, cristianos y mudéjares, dirigidos por Juan de Botero. Es de planta rectangular que da paso a un octágono por medio de trompas, coronado con una linterna cubierta con bóveda estrellada. Se distingue también por disponer de un coro con trascoro tallado en el centro de la planta, aspecto muy común en las grandes catedrales medievales españolas.

Todo el interior se impregna del espíritu gótico presente tanto la tamización de la luz, en la verticalidad de su espacio como en la cuidada decoración y la utilización del ladrillo y el yeso. Las cubiertas se ornamentan con madera sobredorada y motivos renacentistas como los escudos de los arzobispos de la catedral. En las capillas abundan los elementos barrocos y restos de decoración gótico-renacentista. La Seo de Zaragoza posee una gran cantidad de piezas de arte mueble destacando entre ellas el monumental Retablo Mayor, en cuya realización participaron los maestros Pere Johan, Piet d'Anso y Gil Morlanes, la sillería del coro obra de Juan Ramirez o los lienzos de Jusepe Martínez que forman el retablo de la capilla de la "Virgen Blanca".

Es en el exterior donde más se aprecia la superposición de estilos artísticos. De la primera etapa románica perduran el ábside mayor y el colateral del evangelio, recrecidos en la etapa gótico-mudéjar. También mudéjar es la decoración a base de motivos geométricos de cerámica y ladrillo del muro Norte, junto a los ábsides. Esta pared es una magnífica muestra de la pervivencia de la estética musulmana en edificios cristianos y uno de los lugares más bellos a contemplar en la ciudad de Zaragoza. Por la  calidad de sus elementos mudéjares La Seo de Zaragoza se incluyó dentro de la declaración de Patrimonio Mundial que la UNESCO otorgó en 2001 al mudéjar aragonés. En el muro sur se sitúan la Puerta y atrio del Salvador o de la Pabostría encargadas por el arzobispo don Hernando de Aragón en el siglo XVI y en el muro Este la Puerta y el atrio de San Bartolomé realizadas entre el siglo XV y XVI durante el mandato de don Alonso de Aragón, ambas puertas reformadas en los siglos XVII y XVIII. En el muro Oeste se encuentra la portada principal erigida entre 1764 y 1767 por el arquitecto Julián Yarza y Lafuente siguiendo el diseño utilizado por Ventura Rodríguez para la fachada del templo de Santa María del Pilar. La entrada a esta catedral se realza por la espectacular altura de su campanario barroco que sustituyó al antiguo alminar de la Mezquita Blanca.

A principios del siglo XX el cabildo crea el Museo Catedralicio para albergar el Tesoro de la Catedral y el Museo de Tapices de la Seo de Zaragoza que conserva una colección única de piezas de los siglos XIV al XVII.

subir

Historia

Construcción original, Siglo XII
Saraqusta fue reconquistada por Alfonso I el Batallador en 1118. A pesar de ello se mantuvo el culto islámico durante un año, plazo otorgado a los musulmanes para instalarse extramuros. Para la construcción de la nueva catedral cristiana se reaprovecha el edificio de La Mezquita Aljama llamada Al Baida "la Blanca", que a su vez se levantó sobre el solar de un templo romano. De la antigua mezquita se han hallado restos de la impronta del alminar, el trazado de la planta y la distribución interna. Contaba con un patio de abluciones porticado, sala de oración de 9 naves, mihrab orientado hacia la Meca y el acceso coincide con la portada actual. En 1121 se consagra la Seo de Zaragoza bajo la advocación de San Salvador. El inicio de las obras del templo cristiano coincide con el derribo de la mezquita en 1140, durante el obispado de Bernardo Jiménez y se prolongan hasta finales del siglo XIII.

Ampliación, Siglo XIV al Siglo XV
Durante el mandato del obispo Pedro López de Luna, la diócesis de Zaragoza se independiza de la provincia Tarraconense al ser erigida sede arzobispal por el Papa Juan XXII en 1318. En este momento reciben un impulso las obras de trasformación de la iglesia románica en la actual catedral gótica. Cuando este obispo se convierte en el papa Benedicto XIII, se modifica la catedral. Los tres ábsides románicos se elevan en altura, pasando de planta semicircular a planta poligonal, dotando al ábside central de dos gruesas torres-contrafuerte, lo que permitió la construcción de un nuevo cimborrio sustituyendo al anterior.

Reforma, Siglo XIV al Siglo XV
El cimborrio, iniciado en 1346 se termina con la participación de los maestros Juan de Barbastro y Domingo Serrano. En 1409 Mahoma Rami decora el mismo, que al exterior adoptaba la forma de tiara pontificia. También se realizó en esta ampliación la fachada exterior mudéjar de la capilla de San Miguel.

Inserción de elementos muebles, Siglo XV
La reforma afecta también al interior incluyendose importantes bienes muebles, como el Retablo Mayor, encargo de Don Dalmau de Mur, una obra en madera de Pere Johan, labrado en alabastro y policromado desde 1434 a 1480 por varios artistas, destacando Hans Piet D'Anso. Es considerado uno de los mejores retablos del gótico europeo.

Ampliación, Siglo XVI
En el siglo XVI la catedral es ampliada de nuevo gracias a la intervención del arzobispo Don Alonso II de Aragón, hijo natural de Fernando el Católico. Se transforman la planta, que pasa de tres a cinco naves y las cubiertas por bóvedas de crucería estrellada sustentadas por esbeltos pilares, formando una planta de tipo salón. El cimborrio también es reconstruido hacia 1520. Amenazaba ruina desde el siglo anterior por lo que se sustituye por la actual construcción, Mudéjar en forma de estrella de ocho puntas, obra de Juan Lucas alias "Botero". El hijo de Don Alonso, Don Hernando de Aragón, también arzobispo, encarga a Charles de Mendíbe ampliar la planta dos tramos desde los pies y añade cuatro capillas entre las que destaca la magnífica Capilla funeraria de San Bernardo. Esta Capilla de San Bernardo es la joya de la escultura renacentista aragonesa, una obra en alabastro que alberga los sepulcros del gran mecenas Don Hernando de Aragón y su madre Doña Juana de Gurrea. El sepulcro del arzobispo San Pedro de Arbués obra de Gil Morlanes.

Ampliación, Siglo XVII al Siglo VIII
En el Barroco se procede a la inserción de nuevos elementos decorativos en el interior y la construcción de la torre campanario, bajo el mandato del arzobispo Antonio Ibáñez de la Riva. La torre de La Seo es un diseño del italiano Juan Bautista Contini, discípulo de Bernini. Aunque se inicia en 1681, el grueso de la fábrica se construye entre 1686-1704, bajo la dirección de los maestros aragoneses Pedro Cuyeu, Gaspar Serrano y Jaime Borbón. Es una torre doble, la misma estructura de los alminares mudéjares. La decoración se completa entre 1786 y 1789, colocando las estatuas alegóricas del día, la noche y la muerte, alrededor de un reloj y la representación de las Virtudes en el tercer piso, obra de Joaquín Arali. También son obras barrocas algunas de las capillas, baldaquinos y retablos obra de maestros reconocidos. Se  inicia además el proyecto de ejecución de una nueva fachada de estilo neoclásico, que se presentó al Cabildo en 1763.

Reforma, Siglo XVIII
En el siglo XVIII se reforman las portadas de los muros Sur y Este. La portada de la Pabostría se reforma entre los años 1784 y 1796 y la de San Bartolomé se termina en 1782.

Reconstrucción, Siglo XIX
El chapitel de la torre se rehace tras sufrir daños por incendio en 1850.

Declaración, Siglo XX al Siglo XXI
La Catedral de San Salvador o La Seo en Zaragoza fue declarada Bien de Interés Cultural por Decreto del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de 3 de junio de 1931, publicado en la Gaceta de 4 de junio de 1931.
El Boletín Oficial de Aragón de 8 de marzo de 2002 publica la Orden de 18 de febrero de 2002, del Departamento de Cultura y Turismo, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la denominada Catedral de San Salvador de Zaragoza, conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

Musealización, Siglo XX
En 1938 el cabildo creó un Museo Catedralicio en la antigua sacristía de la Seo y a la vez un Museo de Tapices, considerado único en el mundo que cuenta con una inigualable colección de valiosas piezas desde los siglos XIV al XVII. El Tesoro de la Catedral alberga objetos artísticos tan interesantes como los bustos-relicario de plata donados por el Papa Luna en 1397, el olifante de Gascón de Béarn o la custodia de Pedro de Lamaison.

Restauración, Siglo XX al Siglo XXI
El templo de La Seo ha sido objeto de una larga restauración por la que el templo ha permaneció cerrado al público durante casi veinte años, realizada en cuatro fases entre 1975 y 1998. Así entre 1980 y 1999 se procedió a la restauración del inmueble en la que intervinieron los arquitectos Peropadre, Gracia, Franco y Pemán. En 1993 se inició la restauración del interior. Fue inaugurada en 1998 con la presencia de SS.MM. los Reyes de España. Esta restauración fue merecedora del Premio Europa Nostra 2000. Con posterioridad se inició el proyecto de reparación de las cubiertas de la sacristía mayor, la restauración de la Capilla de San Bernardo en 2001 y la de la capilla de los Arcángeles en 2004.

Declaración, Siglo XXI (2001)
La Seo de Zaragoza se incluyó dentro de la declaración de Patrimonio Mundial que la UNESCO otorgó en 2001 al mudéjar aragonés.

subir

Recursos didácticos

"Visitas escolares a La Seo y al Museo de Tapices"

La Fundación Caja Inmaculada oferta diferentes programas para centros escolares aragoneses en colaboración con el Excmo. Cabildo Metropolitano de Zaragoza
.

 Más información en: www.fundacioncai.es

subir

Bibliografía

ALCALÁ PRATS, ICÍAR, REVILLA HERNANDO, ANA MARÍA Y RODRIGO GARZA, BEATRIZ. Guía del arte mudéjar en Aragón, Centro de Estudios Mudéjares, Prames, 2005.

ÁLVAREZ GARCÍA, A. ET AL. La Plaza de La Seo, Zaragoza: investigación histórico-arqueológic., Ayuntamiento, Servicio del Casco Histórico, Sección de Arqueología, D.L., 1989.

BORRÁS GUALÍS, G. Arte Mudéjar Aragonés, CAZAR, Zaragoza, 1985.

BUESA CONDE, D.J. (COORD.). Las Catedrales de Aragón, Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, Gráficas Cromo, Zaragoza, 1987.

CORRAL LAFUENTE, J.L. (COORD.) ET AL. La Seo del Salvador: Catedral Metroplitana de Zaragoza, Librería General-Diputación de Zaragoza, Zaragoza, 2000.

DUCE, J.A. ET AL. La Seo, Caja de Ahorros de la Inmaculada-Cabildo Metroplitano, Zaragoza, 2005.

FATÁS CABEZA, G. (ASESOR), FÉLIX MÉNDEZ (COORD.) ET AL. La Capilla de San Bernardo de La Seo de Zaragoza; restauración 20.., Instituto de Patrimonio Histórico Español, Madrid, 2001.

GALINDO PÉREZ, SILVIA (COORD.). Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes muebles, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

LABORDA YNEVA, J. Zaragoza, Guía de Arquitectura, (vol. 1), Caja de Ahorros de la Inmaculada, Zaragoza, 1995.

LACARRA DUCAY, C. La Catedral Metropolitana de Zaragoza, Las Catedrales de Aragón, CAZAR, Zaragoza, 1987, pp.307-353.

LACARRA DUCAY, M.C. El Retablo Mayor de San Salvador de Zaragoza, Librería General-Diputación de Zaragoza, Zaragoza, 2000.

MÉNDEZ, F. (COORD.) ET AL. La Capilla de los Arcángeles de La Seo de Zaragoza: restauración, Ministerio de Cultura, Madrid, 2004.

MÉNDEZ DE JUAN, JOSÉ FÉLIX, GALINDO PÉREZ, SILVIA Y LASHERAS RODRÍGUEZ, JAVIER. Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes inmuebles, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

RINCÓN GARCÍA, W. La Seo de Zaragoza, ed. Everest, León, 1987.

RUIZ MALDONADO, M. La Seo Románica: una aproximación a la escultura de San Salvador de Zaragoza., Comisión Regional del Patrimonio Cultural de la Iglesia en Aragón, 1997.

VV.AA. La Seo de Zaragoza, ARPI relieve, Zaragoza, 1998.

VV.AA. Guía Histórico-Artística de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Zaragoza, 1991, pp.117-163.

VV.AA. El Órgano Mayor de La Seo de Zaragoza: restauración, Departamento de Cultura y Turismo, Zaragoza, 2003.

XIMÉNEZ, E. El Cristo de La Seo, Librería General, Zaragoza, 1976.

subir