Volver al buscador

Teatro Romano de Zaragoza (Zaragoza, ZARAGOZA)

Descripción

El Teatro Romano de Zaragoza fue uno de los mayores de toda la Hispania Romana. Su capacidad para 6.000 espectadores en una urbe de unos 18.000 habitantes nos señala la importancia que los espectáculos tuvieron en el mundo romano. Aunque probablemente el solar se reservó ya desde la fundación de Caesaraugusta, fue edificado en época de Tiberio (14-37 d.C.) y finalizado en época de Claudio (41-54 d.C.), siguiendo el modelo del Teatro Marcelo de Roma.

Su estructura, formada por anillos concéntricos reforzados por muros radiales, está construida en aglomerado de hormigón de cal y canto y recubierta con placas de piedra caliza. Al no apoyar su graderío en ninguna colina, se creó un sistema de galerías abovedadas que permite la circulación interior. Destaca por ser el único teatro hispanorromano con una fosa bajo el escenario que permitía el acceso de los actores en ciertos momentos de la obra. Conserva buena parte de sus estructuras, como la cavea, la orchestra, el balteus, hyposcenium, la cripta y los espacios entre los muros radiales de la cavea, a pesar de haber sido reutilizado por diversas culturas posteriormente.

La época de mayor esplendor corresponde a las dinastías Julio-Claudia y Flavia (siglo I d.C.), pero en el siglo III d.C. es abandonado como edificio de espectáculos, es expoliado y sus ruinas se reaprovechan como cimientos de viviendas islámicas, cristianas y judías, e incluso aparecen restos de una necrópolis visigótica, permaneciendo el teatro oculto bajo el urbanismo de la ciudad.

Fue redescubierto en 1972, cuando un vecino alertó a la prensa de la existencia de restos arqueológicos en una obra en construcción. En 2003 se inauguró el Museo, mientras se continúa la labor arqueológica y de investigación. El teatro es visitable, bajo una estructura que nos da una idea de la envergadura que pudo tener en la época en la que fue uno de los monumentos más importantes y populares de Caesaraugusta.

subir

Historia

Construcción original, Siglo I d.C.
El Teatro Romano de Caesaraugusta se empezó a construir en época de Tiberio (14-37 d.C.) y fue terminado en época de Claudio (41-54d.C.).

Reforma, Siglo I d.C.
(69-79 d.C.) Durante la dinastía Flavia se renueva el pavimento del espacio semicircular junto a la escena y se coloca un suelo de mármol.

Cese de uso, Siglo III
En el siglo III comienza el abandono del inmueble con el despojo de la sillería.

Destrucción, Siglo IV al Siglo VI
Se realizan una serie de sucesivos aterrazamientos y rellenos del teatro, que pierde su función original. Los muros y el graderío acogieron viviendas y cimentaciones de otros edificios.

Ruina, Siglo VI al Siglo VII
Sus ruinas alojan basureros.

Cambio de uso, Siglo IX al Siglo X
Alberga un cementerio, probablemente cercano a alguna iglesia cristiana.

Siglo XI
Se han hallado restos de viviendas de época taifal en diversas partes del solar. Tras la conquista de Zaragoza por Alfonso I el Batallador en 1118, la zona de la calle Verónica se convirtió en el eje de la judería.

Siglo XX
En 1960 se procede a la demolición de algunas viviendas de la zona.
En el año 1972 se produce el hallazgo de las estructuras del Teatro Romano de forma fortuita, cuando se pretendía vaciar el solar de la calle Verónica.

Declaración, Siglo XXI (2001)
El Boletín Oficial de Aragón del día 8 de octubre de 2001 publica el Decreto 209/2001 de 18 de septiembre, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la Categoría de Monumento, el Teatro Romano de Zaragoza.

Musealización, Siglo XXI (2003)
En 2003 se inaugura el Museo del Teatro Romano de Caesaraugusta.

subir

Bibliografía

FATÁS, G. (COORD). Guía histórico-artística de Zaragoza, Zaragoza, 1991.

LABORDA YNEVA, JOSÉ. Zaragoza. Guía de Arquitectura, Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1995.

VV.AA. Guía de Museos de Aragón, Prensa Diaria Aragonesa S.A., Zaragoza, 2004.

subir