Volver al buscador

Torre de la muralla (Cariñena, ZARAGOZA)

Descripción

Tras la conquista de la villa de Cariñena por Alfonso I en 1124, el rey concedió a su caballero don Pedro Ramón, cuanta tierra pudiera poblar en premio a su participación. No hay noticias referidas a los años posteriores a su ocupación, aunque se sabe que pronto se integró en la Comunidad de Aldeas de Daroca. En la primavera de 1363, las tropas de Pedro I de Castilla, poco después de la caída de Burbáguena, entraron en la villa cometiendo tropelías entre la población.  A consecuencia de esta acción, Pedro IV, ordenó que se rodeara de murallas, a expensas de la Comunidad de Daroca.

De la muralla que rodeaba la población conservada hasta el siglo XIX, queda un lienzo de mediana longitud con una puerta inserta en el mismo. A su lado se alza un  torreón con las aristas reforzadas por ladrillo. Es de planta rectangular de unos 12 por 9 metros de lado y ha perdido altura. En la actualidad se remata con un cuerpo poligonal que forma una terraza donde al igual que en sus muros se aprecian saeteras. Posee dos puertas situadas en caras opuestas: la principal se encuentra a ras de suelo mientras que la otra está en altura y comunicaba la torre con el adarve de la muralla. En la parte posterior conserva un pequeño recinto, hoy utilizado como zona ajardinada. 

subir

Historia

Declaración, Siglo XXI (2006)
La Torre de la Muralla está incluida dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Este listado fue publicado en el Boletín Oficial de Aragón del día 22 de mayo de 2006.

subir

Bibliografía

CABAÑAS BOYANO, AURELIO. Aragón, una tierra de castillos, El Periódico de Aragón, Zaragoza, 1999.

GUITART APARICIO, CRISTÓBAL. Castillos de Aragón, Librería General, Zaragoza, 1999.

subir