Volver al buscador

Torre de Nuévalos (Nuévalos, ZARAGOZA)

Descripción

Desde su conquista perteneció a la Orden del Santo Sepulcro de Calatayud, siendo realizada la donación por Ramón Berenguer IV en 1156. Monarcas posteriores confirmaron la donación y en 1328 estaba constituida la encomienda, siendo el comendador Bartolomé Morlanes. Durante la invasión castellana, resistió el ataque de las tropas de Pedro I en 1362 y no se rindió, pese a que ya habían caído Calatayud y otros muchos lugares de la zona. En 1372, Pedro IV confirmó la posesión de la Orden del Santo Sepulcro. De nuevo fue atacada por los castellanos en 1374 pero tampoco consiguieron conquistarla.

La torre está situada no lejos del castillo pero a una cota más baja. Es de planta rectangular, de unos 12 por 6 metros, con obra de mampostería la parte inferior y tapial el resto. En sus muros aparecen distintos tipos de vanos, como ventanas cuadradas, aspilleras y la puerta de acceso, algo transformada. Fue restaurada para servir de Oficina de Turismo y Centro de Exposiciones, siendo inaugurada en el año 2002. La restauración consistió en adecuar su interior al nuevo uso y en reconstruir el remate original, con almenas.

subir

Historia

Declaración, Siglo XXI (2006)
La Torre de Nuévalos está incluida dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Este listado fue publicado en el Boletín Oficial de Aragón del día 22 de mayo de 2006.

subir

Bibliografía

CABAÑAS BOYANO, AURELIO. Aragón, una tierra de castillos, El Periódico de Aragón, Zaragoza, 1999, p. 132.

GUITART APARICIO, CRISTÓBAL. Castillos de Aragón, Librería General, Zaragoza, 1999, p. 54, tomo III.

subir