Aragón defiende un plan para la protección del Patrimonio en zonas de baja densidad demográfica en la Conferencia Sectorial de Cultura

El consejero de Educación, Cultura y Deporte ha participado en el encuentro, que ha estado presidido por el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes

Durante la conferencia sectorial de Cultura celebrada en Madrid bajo la presidencia del ministro José Manuel Rodríguez Uribes, y de la presidenta del Senado, Pilar Llop, Aragón ha defendido la puesta en marcha de un Plan Nacional de Áreas Rurales con el objetivo de impulsar una línea estratégica de apoyo al patrimonio en zonas de baja densidad demográfica. Un tema que, sin duda podría beneficiar a la Comunidad Autónoma, cuyo territorio se caracteriza por su amplia extensión geográfica y baja densidad demográfica. Esta propuesta cuenta con el apoyo de otras comunidades autónomas con características similares como, por ejemplo, Castilla y León.

En el Consejo Nacional de Patrimonio, que tuvo lugar en el mes de octubre del pasado año y al que asistieron representantes del Gobierno de Aragón, la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio expuso su propuesta de remodelación de los planes nacionales existentes, abierta a las aportaciones de las comunidades autónomas. El objetivo es conseguir que los planes nacionales se conviertan en herramientas de gestión de una programación de intervenciones en los principales bienes tanto de titularidad estatal como autonómica y local.

En este sentido, Aragón planteó ya en ese momento la posibilidad de redactar un Plan Nacional de Patrimonio en Áreas Rurales o de baja densidad demográfica, considerando que las áreas rurales de la España interior precisan de un mayor apoyo institucional, que no puede venir en muchos casos de la Administración autonómica, por la falta de recursos que resulta de contar con una escasa población en el conjunto de la Comunidad. Este documento constituiría un instrumento transversal de gestión, que serviría de apoyo al resto de planes nacionales temáticos, circunscribiéndolo a zonas de baja densidad demográfica.

Así las cosas, un Plan Nacional específico sobre esta cuestión constituiría una poderosa herramienta para abordar el problema que afecta a este patrimonio rural, a veces de primerísima categoría, y siempre de primera para el sentimiento de arraigo colectivo. Al mismo tiempo, contribuiría a erradicar la idea que identifica el mundo rural exclusivamente con paisaje natural y actividad agraria. Es necesario, asimismo, contribuir a ofrecer una visión más real de lo que son las áreas rurales, que atesoran la mayor parte del Patrimonio Cultural de España y cifran en él, muy a menudo, sus posibilidades de desarrollo futuro, con actividades turísticas y sostenibles que contribuyen a fijar población y reequilibrar el territorio.

La apuesta por resolver el problema del patrimonio que se deteriora y está en riesgo de desaparecer por falta de inversión económica pasa por dar respuesta a las necesidades de las zonas que presentan una menor densidad demográfica.

En este sentido, la postura del Gobierno de Aragón plantea una serie de objetivos que deberían incluirse en el plan nacional y que se concretan en varias acciones de entre las que destacan:

  • Proporcionar apoyo administrativo, técnico y económico a las acciones de conservación preventiva y protección del patrimonio arquitectónico en riesgo inminente.
  • Diseñar un procedimiento de colaboración entre las administraciones responsables del patrimonio cultural a nivel estatal y autonómico.
  • Establecer criterios de priorización de cara a la actuación sobre los bienes.
  • Abordar el problema de la alta vulnerabilidad de este amplio patrimonio.
  • Completar el inventario y registro del patrimonio cultural de las zonas despobladas y de las de difícil acceso.
  • Investigar y documentar nuevos usos y metodologías de actuación para la salvaguarda de los bienes de forma sostenible y garantizando el acceso a ellos de la sociedad.
  • Ordenar las ayudas públicas para colaborar con los propietarios de los bienes en el fuerte esfuerzo económico que supone su conservación.


Por lo que respecta a las actuaciones relacionadas con el Xacobeo 2021, la Conferencia Sectorial de Cultura ha alcanzado un acuerdo para crear un grupo de trabajo en el que coordinar acciones culturales de todos los caminos de Santiago en el marco de esta celebración. De hecho, el Gobierno de Aragón ha alcanzado un compromiso con el Ministerio de Cultura para la redacción del Plan Director de la catedral de Huesca y no descarta la posibilidad de plantear otras acciones de conservación del patrimonio de la ruta Jacobea que atraviesa la Comunidad Autónoma. En este sentido, una vez iniciados los primeros trabajos para impulsar acciones conjuntas sobre el Camino, tanto la Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón, como la Dirección General de Patrimonio Cultural han mostrado su voluntad de trabajar en la conservación y adecuación del tramo aragonés, así como de apoyar actividades culturales propias y en coordinación con el resto de comunidades autónomas implicadas.

La Conferencia ha abordado hoy también la creación de un grupo de trabajo sobre cultura y agenda 2030. Aragón ha mostrado su total disposición a integrarse en este equipo dado que las direcciones generales competentes (Cultura y Patrimonio Cultural) están preparando, junto con el Comisionado para la Agenda 2030, una serie de actuaciones ligadas a explicitar los objetivos culturales de tipo transversal para la Comunidad Autónoma.

En cuanto a la participación de España como invitado de honor en la Feria del Libro de Fráncfort 2021, el Gobierno de Aragón ha manifestado su intención de estar presentes en esa cita literaria, una de las ferias más importantes de Europa en cuanto a derechos editoriales.   

*Fuente: www.aragonhoy.net

subir