"Dicen que hay tierras al Este" expone los vínculos históricos entre Aragón y Cataluña

El Presidente de Aragón ha presentado el documental encargado por el Gobierno de Aragón a la realizadora Vicky Calavia

Como antesala a la exposición que lleva por título "Dicen que hay tierras al Este", el documental que se presenta hoy vierte una mirada a la historia de las relaciones entre Aragón y Cataluña, una historia tejida de miradas constantes entre los territorios, sobre todo en el ámbito más proclive a propiciar este tipo de intercambios, el de la Cultura. Es por eso que tanto "Al Este", documental encargado por el Gobierno de Aragón a la realizadora Vicky Calavia, como el libro y el contenido de la exposición, que se mostrará en el mes de octubre en el Palacio de Sástago de la Diputación de Zaragoza, incluyen las miradas desde ambos territorios, desde Aragón y desde Cataluña.

La Comunidad aragonesa por su "historia compartida" con Cataluña no puede permanecer indiferente al "gravísimo problema" que supone el intento separatista de la Generalitat, ha indicado Lambán, quien ha añadido que Aragón está "llamado a desempeñar una función primordial en la búsqueda de soluciones" para acercar a Cataluña al resto de España.

"Hasta ahora la historia se ha utilizado para tergiversar, nosotros queremos utilizarla para centrarla en las relaciones entre Aragón y Cataluña", ha indicado Lambán, para añadir a continuación que este proyecto cultural y político muestra al público una realidad incontestable, que "Cataluña es absolutamente incomprensible sin Aragón y que Aragón es incomprensible sin Cataluña".
"O lo que es lo mismo Cataluña es incomprensible sin el resto de España y el resto de España es incomprensible sin Cataluña", ha remarcado.

Con este proyecto, que incluye el documental que se ha estrenado hoy en el IACC Pablo Serrano de Zaragoza, una publicación y la exposición que se inaugurará en octubre, el Ejecutivo busca "disolver" una especie de "anticatalanismo" que ha existido en la sociedad aragonesa, especialmente en los sectores conservadores y llamar la atención de aquellos que se alinean con las ideas independentistas, ha resaltado.

"Trata de disuadir los argumentos de unos y otros, y lo vamos a hacer en un momento complicado", ha apuntado Lambán quien ha reconocido que esta muestra estaba prevista para septiembre del año pasado y que se equivocó al retrasarla casi doce meses.

"En ese momento, parecía que el asunto de los bienes de Sijena iba a estallar en los tribunales que la juez iba a enviar tanques, aviones y navíos y toda especie de instrumentos de guerra a buscar los bienes a Cataluña, pensábamos que iba a ser una especie de conmoción nacional y podía hacer de la exposición algo inoportuno", ha dicho.

Sin embargo, este año la situación tampoco parece haber mejorado con la "insensatez" del presidente Puigdemont de convocar un referéndum para el 1 de octubre, ha subrayado Lambán, quien ha añadido que, en cualquier caso, el documental busca restablecer las relaciones en términos de "fraternidad", en un momento en el que "el problema catalán habrá alcanzado unos niveles de incandescencia intolerables".


Proyecto cultural

El proyecto pretende promover el conocimiento de las relaciones recíprocas entre Aragón y Cataluña desde la perspectiva de la historia, economía y cultura compartidas. Aborda un recorrido cronológico que abarca desde el siglo XVIII, cuando quedaron enterrados algunos anhelos de la Ilustración aragonesa en el Mediterráneo, al siglo XX, y apoya el discurso expositivo en recursos museográficos que incluyen bienes que forman parte del patrimonio industrial, artístico y documental de ambas comunidades.

La propuesta alcanza su sentido último si conseguimos hacer un uso responsable de la Historia, sin convertirla en arma arrojadiza contra nadie, según sus organizadores. Un amplio comité científico, formado tanto por historiadores aragoneses como catalanes, y por especialistas procedentes de ambos territorios, relata y expone la historia de las relaciones entre Aragón y Cataluña para entender algunos procesos sin alimentar la animadversión, detallando casi tres siglos de una historia compleja que no puede resumirse con simpleza en esa idea de España contra Cataluña o viceversa.

Aun cuando no hayan faltado temas que envenenan las relaciones, son muchas más las cosas que unen que las que separan. Partiendo de esta base, a lo largo de la exposición se apuesta por mostrar las complementariedades históricas, dando cuenta de las amplias influencias desarrolladas entre los aragoneses y esas "tierras al Este", a las que se refiere la canción de José Antonio Labordeta.

Se trata, en suma, de favorecer un mayor conocimiento de las interrelaciones históricas entre ambas sociedades para "reconocerse" mejor, sin practicar la ignorancia recíproca, origen frecuente de reivindicaciones artificiales y de actitudes chovinistas. El desconocimiento mutuo hace que funcionen mejor los tópicos. Por eso, frente a determinados delirios y mitos historiográficos, el mejor antídoto suele ser el trabajo de los historiadores.

El Aragón del siglo XXI, con Cataluña cerca en todos los sentidos, tiene más posibilidades de robustecerse. Y, a la luz de la historia que queda atrás, Aragón puede reclamar con toda justicia su papel para ejercer de mediador en la mal llamada "desconexión" entre Cataluña y el resto de España, con vistas a encontrar soluciones integradoras, ya que los aragoneses están muy interesados en este proceso, como demuestra la dilatada interacción histórica entre ambos territorios que subraya este proyecto expositivo.

El documental presentado hoy, además de consideraciones generales, vierte una mirada a las relaciones entre Aragón y Cataluña desde la Franja aragonesa, la Filología, la Emigración, el Centro Aragonés de Barcelona, la Literatura, las Artes Plásticas, la Historia, el Cine o la Música.

En el acto han participado la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez y el vicepresidente de la Diputación de Zaragoza, Martín Llanas, institución con la que se organiza el proyecto expositivo. 

*Fuente: www.aragonhoy.net

subir