La Fundación Dinópolis investiga en Oriente Medio

Investigadores de la Fundación han llevado a cabo una prospección en Líbano en colaboración con la Universidad del país

En la provincia de Teruel los principales hallazgos de dinosaurios se registran desde finales del Jurásico Superior hasta finales del Cretácico Inferior, hace entre unos 154 y 110 millones de años. En el marco de las investigaciones que dirigen los investigadores de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis para intentar dilucidar las relaciones paleobiogeográficas de estos dinosaurios, se acaba de llevar a cabo una prospección en Líbano en colaboración con la Universidad Libanesa (Beirut).

El Líbano tiene un interés especial dado que se trata de un país de Medio Oriente, una zona que resulta una incógnita en cuanto a las faunas de dinosaurios se refiere. Concretamente, el reconocimiento ha tenido lugar en la región de Jazzin, en la parte meridional del Monte-Líbano. Allí afloran extensamente rocas del Cretácico inferior (sobre todo areniscas) formadas en un entorno fluviodeltaico y, por lo tanto, propicio para la conservación de restos de dinosaurios.

Algunas de las zonas en las que se han trabajado son Jouâr Es-Souss, donde se encontró un diente de dinosaurio saurópodo titanosauriforme, o en el bosque de Bkassîne, donde aflora un nivel rico en peces de agua dulce.  

subir