El Museo de Zaragoza cuenta con un nuevo Goya, tras confirmarse la autoría de la pintura El éxtasis de san Antonio Abad

El Presidente de Aragón presenta el hallazgo que vuelve a su museo de origen con un puesto destacado en la nueva museografía de la colección de Goya

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado de la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ha presentado un nuevo cuadro de Goya atribuido al artista, tras los trabajos de comprobación llevados a cabo por Manuela Mena, conservadora del Museo del Prado y especialista mundial en la obra de Goya.

Según Lambán, esta definitiva y avalada autoría supone "un valiosísimo enriquecimiento del patrimonio cultural aragonés, y del discurso museográfico sobre Goya en el Museo de Zaragoza, que alberga una de las dos colecciones públicas más importantes de España en torno al maestro de Fuendetodos.

A su juicio, es una suerte contar con su legado y disfrutar de una "gozosa servidumbre" en torno a la figura de Goya, por ser una fuente "inagotable" de oportunidades y una "potente marca Aragón", en concreto, "para proyectar el Aragón cultural que queremos". Por ello, ha abogado por coordinar todas las interesantes iniciativas que existen en torno a Goya, tales como el Consorcio Goya-Fuendetodos, de la Diputación de Zaragoza, y el museo del grabado, así como los de la Fundación Goya o la Cartuja de Aula Dei. "Juntos ofreceríamos y duplicaríamos los efectos de cada uno de ellos".

Por su parte, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ha defendido el acceso a la cultura y ha avanzado que el patio del Museo de Zaragoza cuenta con un proyecto de su departamento para el disfrute por parte de los ciudadanos, a través de nuevos contenidos y nuevos espacios abiertos a todos.

El éxtasis de san Antonio Abad

Esta obra data de 1780 y fue adquirida por el Museo en 1925. Su posición cronológica, a caballo entre la vuelta del viaje a Italia y su definitivo asentamiento en la corte madrileña, llena una importante laguna histórica, puesto que se carecía de obras de este momento.

El éxtasis de san Antonio Abad o Muerte de san Antonio Abad es una copia, con variantes, de una pintura realizada entre 1741 y 1742 por Giaquinto Corrado para la iglesia de San Giovani Calibita, situada en Roma.

En ella se representa a san Antonio Abad en éxtasis, momentos antes de su muerte. El santo anacoreta está en un lugar apartado sentado sobre una roca al atardecer, extasiado por la aparición del ángel mancebo que con su mano izquierda señala al cielo. A los pies del santo hay un cuenco para beber agua, un libro abierto y una calavera sobre otro libro cerrado, son los símbolos de ascetismo y penitencia.

La autoría ha sido discutida, pues el cuadro no estaba firmado ni documentado. La historiografía reciente ha debatido constantemente la mano que lo pintó y fue atribuido, a lo largo de siglo pasado, tanto a cualquiera de los tres hermanos Bayeu (Francisco, Ramón y Manuel), como a Antonio González Velázquez, como al propio Francisco de Goya.

En el último montaje se retiró dadas las dudas que ofrecía. No obstante su gran calidad técnica y estilística siempre han sido unas características que llevaron a creer que su autor podría ser Francisco de Goya.

Por ello, durante una visita que realizó a este museo en 2015 Manuela Mena, Jefa de Conservación de Pintura del siglo XVIII y Goya del Museo Nacional del Prado y especialista en este pintor, se le mostró la obra para pulsar su parecer. Mena se ofreció a que el Museo del Prado pudiera hacer pruebas diagnósticas (radiografía, reflectografía infrarroja, analítica de pigmentos, etc) y restaurarla en sus talleres, para así estudiarla con más detalle. El Museo de Zaragoza trasladó allí la pintura donde permaneció desde el mes de junio de 2016 hasta el 3 de mayo de 2017, fecha en que regresó al Museo de Zaragoza, convenientemente restaurada.

Nueva museografía y renovación de las salas de Goya

La celebración de esta confirmación lleva aparejada una nueva museografía para la exposición de la colección de obras de Goya del Museo de Zaragoza (que se reabre tras las obras del parking de la calle Moret), que incorpora el nuevo cuadro.

Se trata de una ampliación relevante de la colección artística de Goya en el Museo de Zaragoza, que posee una de las colecciones más importantes del artista en España y que coloca a Aragón en la segunda comunidad autónoma, después de Madrid (Museo del Prado), en mayor número de obras de Goya accesibles al público.

El espacio dedicado a Goya dispone de 360 m2, , donde cuatro salas acogerán la obra gráfica (sala 17), el mundo artístico del siglo XVIII (18), el Goya joven. Estancia en Italia (19) y el retrato (20).

En total, se exponen 62 obras de Goya: 42 estampas, 19 lienzos y 1 dibujo a sanguina, de las 93 que alberga el museo, ya que se expone junto artistas coetáneos que le sirvieron de inspiración y autores relevantes de su época que contextualizan la obra de Goya y exhiben la calidad de la colección de obras del Museo de Zaragoza.

Además del Éxtasis de san Antonio Abad, nueva atribución a Goya, también se exponen por primera vez La Virgen y el Niño en la Gloria, de Antonio González Velázquez y Grupo de ángeles músicos y cantores, de Salvador Maella.

La incorporación de esta nueva firma supone un incremento del valor artístico, patrimonial, turístico de Aragón. La Comunidad se convierte en un territorio único para entender la obra de Goya, el mismo en que el fuendetodino fraguó su personalidad como genio universal.

Aragón cuenta con 8 localidades donde poder conocer in situ la obra de Goya: Fuendetodos, Muel, Pedrola, Remolinos, Alagón, Calatayud, Huesca y Zaragoza. 

*Fuente: www.aragonhoy.net

subir