Patrimonio Inmaterial

La Convención de 2003 de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) para la salvaguarda del Patrimonio Inmaterial, define los bienes culturales que lo integran como el crisol de nuestra diversidad cultural y su conservación, una garantía de creatividad permanente. La Convención afirma que el Patrimonio Cultural Inmaterial se manifiesta en particular en los ámbitos siguientes:
  • Tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial;
  • Artes del espectáculo (como la música tradicional, la danza y el teatro);
  • Usos sociales, rituales y actos festivos;
  • Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo;
  • Técnicas artesanales tradicionales.

El Patrimonio Inmaterial aragonés es un elemento esencial para conocer nuestra historia, cultura, creencias y forma de ser y comprender el mundo. Son prácticas, representaciones y expresiones de los conocimientos que son transmitidos de generación en generación proporcionando un sentimiento de identidad a una comunidad.

La Ley 3/1999 de Patrimonio Cultural Aragonés define en su título IV el Patrimonio etnográfico e industrial dentro del cual incluye las actividades y conocimientos que constituyan formas relevantes y expresión de la cultura y modos de vida tradicionales y propios del pueblo aragonés. Según esta Ley, los bienes inmateriales más relevantes del Patrimonio Cultural Aragonés serán declarados Bienes de Interés Cultural.