Preguntas frecuentes- Archivos públicos

1. ¿En qué medida el Archivo de la Corona de Aragón es un archivo aragonés?

Lo es en la medida en que integra los documentos comunes a toda la Corona de Aragón, que incluía, hasta el siglo XVIII, los reinos de Aragón, Valencia y Mallorca, junto con el Principado de Cataluña y otros territorios del Mediterráneo. El Rey de Aragón era la autoridad máxima de todos los territorios y los documentos que producía su entorno, especialmente el Real Patronato, eran comunes a todos los territorios. Desde el punto de vista legal, actualmente también se puede considerar un archivo aragonés porque así está recogido en el Estatuto de Autonomía de Aragón donde se recoge la participación del Gobierno autonómico en el patronato que habrá de regir la gestión de ese centro, junto con las otras comunidades implicadas y el Ministerio de Cultura. Además del Archivo de la Corona, que otros llaman Archivo Real, los documentos que producía el Reino se conservaban en Zaragoza, en el antiguo Archivo del Reino.

2. ¿Dónde está el antiguo Archivo del Reino de Aragón?

El Archivo del Reino se conservaba en Zaragoza y estaba constituido, entre otros, por los fondos de las instituciones forales del antiguo régimen, la Diputación del Reino, la Bailía y Maestre Racional y el Justiciazgo. Una parte muy importante se perdió en la destrucción de la ciudad durante los dos sitios de la Guerra de la Independencia (1808-1809).
La Diputación Provincial de Zaragoza conserva una parte de lo que se salvó, 787 libros y legajos de todas esas instituciones. El Archivo Histórico Provincial de Zaragoza conserva, a su vez, una parte importante de los procesos del antiguo Justicia de Aragón porque pasaron de la antigua Audiencia del Reino a la Audiencia Territorial y, de allí, al Archivo Histórico Provincial.

3. ¿Cómo se busca la documentación de organismos públicos desaparecidos?

Los archivos no sólo conservan la documentación de organismos actualmente vigentes sino también la de aquéllos que han desaparecido. Los archivos históricos provinciales tienen entre sus funciones la de conservar la documentación de los órganos de la administración periférica del Estado -por ejemplo, la de las antiguas delegaciones y direcciones provinciales-, de órganos judiciales desaparecidos y también de los que eran propios del régimen de Franco, como las delegaciones provinciales de la Sección Femenina, de la Juventud, la Prensa del Movimiento, etc. La mejor forma de localizar esa documentación es consultando los archivos históricos provinciales de Huesca, Teruel y Zaragoza.