Ruta de Goya

Descripción

Francisco de Goya y Lucientes, uno de los grandes genios de la pintura nace en 1746 en la localidad zaragozana de Fuendetodos. A pesar de que su experiencia vital y artística se desarrolla en diversos puntos de la geografía europea, siempre mantuvo una especial relación con su lugar de origen, Aragón.

En distintas localidades del territorio aragonés encontramos manifestaciones de su prolífica carrera, ya sea formando parte de colecciones museísticas o decorando edificios religiosos y civiles, a descubrir siguiendo el itinerario que aquí se propone.
 

subir

Tramos

PROVINCIA DE ZARAGOZA

Goya nace en la casa que sus abuelos maternos poseían en un pueblecito de Zaragoza, Fuendetodos, lugar donde discurren sus primeros meses de vida.

En Fuendetodos se rinde homenaje al personaje más ilustre nacido en esta población con varios centros culturales centrados en su persona. Así se puede visitar la casa natal de Goya, comprada por el pintor Iganacio Zuloaga en 1913 para convertirla en centro artístico. Muy cerca se sitúa el Museo del Grabado inaugurado en 1989, en el que se expone la obra gráfica de Goya de forma permanente en las plantas primera y segunda, con una selección de grabados de sus series más importantes: Los Caprichos, Los Desastres de la Guerra, La Tauromaquia y Los Disparates.               

Su etapa de formación se desarrolla en la ciudad de Zaragoza, bajo la tutela del pintor José Luzán. Vive con su familia en varios inmuebles localizados en el casco antiguo de la ciudad como es el edificio ubicado en el nº 4 de la Plaza de San Miguel. Viaja a Italia entre 1769 y  1771 y a su vuelta recibe importantes encargos religiosos en la provincia de Zaragoza como la decoración de la iglesia de la Cartuja de Aula Dei, situada en la carretera a Peñaflor (Zaragoza), y en la que realiza un ciclo de once pinturas murales de las que hoy se pueden contemplar siete. Otros conjuntos pictoricos atribuidos a Goya son las pinturas que cubren las pechinas sustentantes de las cúpulas de la ermita de Nuestra Señora de la Fuente en Muel, en la iglesia parroquial de Remolinos y en la iglesia de San Juan el Real en Calatayud. Todas ellas comparten la temática de los "Padres de la Iglesia".

En la Casa de la Cultura de Alagón, situada en un antiguo colegio de la Compañía de Jesús del siglo XVIII, se puede admirar, en la bóveda que corona la caja de escaleras, un mural al fresco atribuido a Francisco de Goya denominado Exaltación del Nombre de Jesús.

En la biblioteca del Palacio de Villahermosa en Pedrola se puede contemplar un óleo de Goya, Retrato de Ramón de Pignatelli.

CIUDAD DE ZARAGOZA

En la misma ciudad de Zaragoza pinta lienzos para decorar el oratorio del Palacio de los Condes de Sobradiel, siendo su encargo más importante la decoración de la bóveda del Coreto de la Basílica del Pilar de Zaragoza, para el que realiza el fresco Adoración del nombre de Dios, comenzado en 1772.  En 1780 Goya fue elegido miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Cuando vuelve a Zaragoza le espera su gran trabajo mural en Aragón: la Regina Martyrum que decora la  cúpula de la nave norte de la Basílica del Pilar, recientemente restaurada por lo que ahora luce en todo su esplendor.

En Zaragoza decoró además la iglesia de San Fernando, ubicada en el barrio de Torrero, con tres lienzos de altar: la Aparición de San Isidoro a San Fernando, San Hermenegildo en prisión y Santa Isabel curando a una enferma, sustraídas por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia y hoy desaparecidas.      

La ciudad conserva una amplia colección de obras de Goya en diferentes instituciones y centros. A la colección permanente del Museo de Zaragoza pertenecen grandes ejemplos pintados por el artista, destacando sobre todo una amplia lista de retratos como el de Carlos IV y María Luisa de Parma, recientemente ampliada con la compra de los retratos de Don Luis María de Borbón y Vallabriga y el de Juan Martín de Goicochea.

El Museo Goya- Colección Ibercaja alberga la colección de la entidad financiera.  Destacan entre otras obras, un Autorretrato, el Retrato de don Félix de Azara y Perera y una de las últimas adquisiciones La Gloria o Adoración del Nombre de Dios. Además en el museo puede verse de forma íntegra la obra gráfica del artista.

En el Museo Diocesano de Zaragoza se custodia un retrato del Arzobispo Joaquín Company que Goya realiza en 1800. 

Zaragoza recuerda a Goya con varios monumentos conmemorativos de su obra y figura dispersos por la ciudad, como son el Rincón de Goya o el monumento situado en la Plaza del Pilar. Otros monumentos que se pueden visitar son: el busto obra de Honorio García Condoy situado en la Plaza del Carmen; la escultura de Manuel Arcón de la Plaza de Toros.

HUESCA

En la colección permanente del Museo de Huesca encontramos de igual forma una interesante muestra de la obra gráfica y pictórica de Goya, como es el retrato de Antonio Veián y Monteagudo, o la estampa que representa a Juan Agustín Ceán Bermúdez.

subir

Puntos de interés

subir