Ruta Ibera

Descripción

Los pueblos prerromanos que se asentaron en el territorio de la actual Comunidad Autónoma de Aragón dejaron numerosos testimonios materiales que han llegado a nuestros días. Gracias a las diferentes campañas arqueológicas y a la posterior investigación, este patrimonio ha podido salir a la luz y ser interpretado para que cualquier ciudadano tenga acceso a esta parte de la historia aragonesa, vital para comprender el devenir y la cultura de esta región.

Los yacimientos recogidos en esta ruta son los ejemplos más representativos, mejor conservados y con las condiciones de acceso necesarias para su visita. No obstante, el número de asentamientos prerromanos localizados en Aragón es mucho mayor.

subir

Tramos

IBEROS- PROVINCIA DE HUESCA

La provincia de Huesca estuvo ocupada desde el río Gállego hasta los llanos de Urgel por los Ilergetes, pueblo vecino por el Oeste de Suessetanos y Vascones. Entre los yacimientos oscenses que hoy pueden ser visitados destacan los poblados de La Vispesa en Tamarite de Litera y el Pilaret de Santa Quiteria en Fraga. Además, el Museo de Huesca alberga en su sección de Arqueología diversos objetos de excavaciones de la provincia y de Bolskan, asentamiento ibérico que estaba emplazado donde en la actualidad se levanta la propia ciudad de Huesca.

IBEROS- PROVINCIA DE ZARAGOZA

El Norte de la provincia de Zaragoza, en concreto la actual Comarca de las Cinco Villas, estaba poblada por Vascones y Suessetanos. En esta zona sobresalen los yacimientos de Pueyo de los Bañales en Uncastillo y de Valdetaus en Tauste.

Ya en la Comarca de la Ribera Alta se conservan vestigios del asentamiento ibérico de Alaun, Alagón en la actualidad, que fue la ciudad más oriental dentro del territorio de los Vascones.

Siguiendo el curso del río Ebro se asentó el pueblo de los Sedetanos. En esta zona se localizan varios poblados ibéricos que permanecieron habitados hasta la romanización del territorio e incluso hasta el siglo I d.C. Se trata de los yacimientos de Castillo de Miranda en el barrio zaragozano de Juslibol, Los Castellazos en Mediana de Aragón y Cabezo Muel en Escatrón.

IBEROS- PROVINCIA DE TERUEL

La mayor concentración de asentamientos iberos se localiza en la zona del Bajo Aragón, habitada por la etnia de los Ausetanos del Ebro. La importancia y calidad de los yacimientos ha dado como resultado la constitución del Consorcio "Patrimonio Ibérico de Aragón" encargado de gestionar el proyecto de turismo cultural y arqueológico "Ruta Iberos del Bajo Aragón". En este proyecto participan once ayuntamientos de cinco comarcas de la zona oriental de Aragón. La Ruta incluye diecinueve yacimientos arqueológicos ya excavados y once centros de visitantes de diversa temática que proporcionarán en conjunto una completa y detallada visión de la cultura ibérica.                  

En el término municipal de Caspe, en la comarca zaragozana de Bajo Aragón-Caspe, se localizan los yacimientos de La Tallada y la Loma de los Brunos, así como el despoblado ibérico de Palermo. En Azaila, en la Comarca del Bajo Martín, encontramos el yacimiento de Cabezo de Alcalá y el centro de visitantes centrado en la organización del territorio, el urbanismo y la vivienda ibérica. En la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos existen varios asentamientos: El Cabo en Andorra y El Palomar y el Cabezo de San Pedro en Oliete. En esta última localidad y en Alloza se han creado dos centros de visitantes dedicados a las fortificaciones y actividades productivas y a la cerámica ibérica respectivamente.

Continuando en la Comarca del Bajo Aragón, en Alcañiz se ubican El Palao, El Tarratrato y El Cascarujo además de un centro de interpretación cuya temática gira en torno a la historia de la cultura ibérica bajoaragonesa; en Foz Calanda los hornos de El Olmo y Mas de Moreno y en Alcorisa el Cabezo de la Guardia.  Por último, en la Comarca del Matarraña se sitúan los yacimientos de San Cristóbal y del Piuro del Barranc Fondo en Mazaleón; el Tossal Redó y el Cabezo de San Antonio en Calaceite; la Torre Cremada y Tossal Montañés en Valdeltormo y el asentamiento de Els Castellans en Cretas. Pueden visitarse también dos centros de interpretación: el dedicado a la lengua y el alfabeto ibéricos en la localidad de Cretas y el centro de Calaceite consagrado a la figura del arqueólogo Juan Cabré y a la vivienda, indumentaria y tecnología ibéricas.                     

Además de estos importantes yacimientos del Bajo Aragón, en la provincia de Teruel destaca el poblado ibero-romano del Alto Chacón próximo a la capital turolense, que conserva importantes estructuras arquitectónicas y donde fueron hallados abundantes restos cerámicos y monedas procedentes de diferentes cecas.

CELTIBEROS

La cultura celtibera se extendió por la zona del Moncayo y la cuenca de los río Jalón y Jiloca con algún progreso hacia la zona del río Huerva, en la zona occidental de las actuales provincias de Zaragoza y Teruel. Lusones, Titos y Belos se distribuían en esta zona levantando importantes núcleos fortificados concebidos como ciudades-estado.

Una de las facetas más conocidas de los Celtiberos es la de pueblo guerrero y es especialmente célebre su feroz resistencia ante el avance de Roma durante los siglos de la conquista de Hispania.

Entre los núcleos que hoy se conservan y que pueden ser visitados destaca en la zona del Moncayo el yacimiento de La Oruña. En los términos de Mara y Belmonte de Gracián, se localizan los restos de Segeda, importante ciudad que fue clave en la declaración de guerra por parte de Roma a los Celtiberos y no muy lejos, en el término de Calatayud, se halla el yacimiento de Valdeherrera.           

Casi en el límite oriental del territorio encontramos el yacimiento de Cabezo de las Minas (Botorrita), donde se asentó el núcleo celtibero-romano de Contrebia Belaisca. Hacia el Sur, ya en la provincia de Teruel, sobresale el asentamiento de La Caridad en el término municipal de Caminreal.

Además de los restos de estructuras arquitectónicas, tanto iberas como celtiberas, que se pueden visitar en su emplazamiento original, durante las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo a lo largo del tiempo han sido extraídos abundantes materiales cerámicos, monedas, joyas, etc. que en la actualidad forman parte de las colecciones de algunos museos como el Museo de Zaragoza o el Museo de Teruel. 

subir

Puntos de interés

subir