Ruta Mudéjar

Descripción

El Arte Mudéjar es una manifestación artística genuina que surge de la  convivencia  de las culturas musulmana, cristiana y judía en los reinos hispánicos. Se caracteriza principalmente por la fusión de elementos árabes y cristianos así como por el uso de materiales económicos: ladrillo, yeso, cerámica y madera.

Existen numerosos ejemplos de esta arquitectura en Aragón. Palacios, iglesias-fortaleza, torres, cimborrios, techumbres... se pueden visitar siguiendo diversos recorridos.

subir

Tramos

TERUEL CAPITAL

En la ciudad de Teruel se  levantan extraordinarias obras de arquitectura mudéjar, como sus torres, que ejemplifican el uso de la cerámica vidriada en la arquitectura mudéjar.

Por la trascendencia artística que alcanza la Arquitectura Mudéjar de Teruel, en 1986 se incluye en la Lista de monumentos declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO, figurando cuatro de sus monumentos más importantes: Torre, Techumbre y Cimborrio de la Catedral de Santa María de Mediavilla; Torre e iglesia de San Pedro; Torre de la iglesia del Salvador y Torre de la iglesia de San Martín. También es mudéjar la Torre de la Iglesia de la Merced.

PROVINCIA DE TERUEL

De camino a Zaragoza, en la provincia de Teruel se encuentran otros importantes monumentos que aportan una visión general de las tipologías desarrolladas en la arquitectura mudéjar. En la comarca del Bajo Martín se puede observar el esplendor que alcanza el mudéjar en el siglo XIV en ejemplos como la iglesia de Santa María la Mayor de Hijar y la torre de la iglesia de la Asunción de Albalate del Arzobispo. En Montalbán se levantó en el siglo XIII la impresionante iglesia-fortaleza de Santiago y entre los siglos XVI y XVII la torre de la iglesia de la Asunción de Muniesa, la torre de la iglesia de la Asunción de Báguena y la de la iglesia de San Martín de Crivillén, ejemplos del mudéjar más tardío.

PROVINCIA DE ZARAGOZA

La zona del valle del Jalón y Calatayud concentra una serie de edificios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2001 que ejemplifican las tipologías y la singularidad de la Arquitectura Mudéjar. Los monumentos así declarados localizados en esta parte de Aragón son la iglesia-fortaleza de Santa María de Tobed, la iglesia de Santa Tecla de Cervera de la Cañada y la colegiata de Santa María de Calatayud. Es interesante detenerse en Calatayud donde se puede apreciar el desarrollo del mudéjar en éste y otros edificios como la iglesia y la torre de San Pedro de los Francos, la torre e iglesia de San Andrés y la colegiata del Santo Sepulcro. En la Comunidad de Calatayud cabe destacar también la iglesia fortaleza de San Félix de Torralba de Ribota y las iglesias de Maluenda: San Miguel, la iglesia de la Asunción y la iglesia de las Santas Justa y Rufina.

Desde el Moncayo a Zaragoza se suceden edificios realizados en este estilo. En Tarazona se eleva de forma impresionante la torre de la iglesia de la Magdalena, sin olvidar la techumbre que acoge en su interior, así como el cimborrio y la torre de la Catedral de Santa María de la Huerta. En la comarca del Campo de Borja la ex-colegiata de Santa María de Borja todavía conserva su estructura de iglesia fortaleza. Esta localidad cuenta además con la Casa de la Estanca, una muestra de la arquitectura mudéjar civil. En Ambel la iglesia de San Miguel permite imaginar el pasado medieval de esta villa. Otros ejemplos son la antigua iglesia de Santa María de la Huerta de Magallón y la torre y la ermita de Gañarul en Agón.

Numerosas torres mudéjares despuntan entre los caseríos que se localizan a lo a lo largo del valle del Ebro como la torre de la iglesia de Santa María de Tauste, la torre de la iglesia de San Pedro de Alagón o la torre de Santa María de Utebo.

Siguiendo el curso del Ebro en la Ribera Baja del Ebro, el mudéjar más genuino se contempla en ejemplos como la iglesia de San Miguel Arcángel de Alfajarín y la iglesia de la Asunción en la Puebla de Alfindén y la iglesia de la Asunción de Quinto de Ebro.

ZARAGOZA CAPITAL Y EL BAJO GÁLLEGO

Muchos de estos monumentos se construyeron a imagen de los edificados en la ciudad de Zaragoza, núcleo de formación y difusión del mudéjar durante el siglo XIII. El Palacio de la Aljafería,  La Seo de San Salvador y la Iglesia de San Pablo son declarados Patrimonio Mundial en 2001 por su importancia e influencia en la creación del mudéjar aragonés. De gran interés y belleza son también la Iglesia de San Gil Abad y la Iglesia de la Magdalena. El mudéjar se aprecia en otros edificios de la ciudad destacando la techumbre del Ayuntamiento o la fachada y claustro del Monasterio de las canonesas del Santo Sepulcro.

Partiendo de Zaragoza, hacia el Bajo Gállego, se puede admirar la rica decoración de las torres de  la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Villamayor, la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles de Peñaflor, y la iglesia de San Mateo en San Mateo de Gállego.

subir

Puntos de interés

subir